El 25 de abril de 1974 se jugó el partido de vuelta de las semifinales de la Copa de Europa entre el Real Madrid y el Ajax de Amsterdam. El conjunto merengue, que entonces ya había ganado 6 veces dicho torneo, tenía que revertir el resultado de 2-1 en Amsterdam para pasar a la final.

El Ajax, que iba por su tercer trofeo consecutivo en el certamen, fue una revolución para el futbol de aquella época, acostumbrada a la lucha cuerpo a cuerpo y a hombres de seis pulmones. Los ‘hijos de Dios’, como también se le conocía al Ajax, era un conjunto de jóvenes desgarbados, de pelo largo y una velocidad de pase que aparentaba una anarquía, pero en verdad era un orden superior instaurado por el entrenador Rinus Michels, inventor del Futbol Total y su mayor exponente fue Johan Cruyff.  El Ajax ganó 1-0 en la casa del Real Madrid y pasó a la final para conseguir su tercer trofeo consecutivo.

Johan Cruyff nació el 25 de abril de 1947 en Amsterdam. Su barrio estaba a la vuelta de la esquina del estadio del Ajax, club en el que se formó desde niño como limpiabotas hasta ascender al primer equipo.

PUBLICIDAD

Con este club conquistó tres Copas de Europa en 1971, 1972 y 1973. Después de que el Real Madrid viera en directo a Cruyff, el presidente Santiago Bernabéu había acordado con la directiva del Ajax su fichaje, pero el ‘flaco’ ya tenía decidido que jugaría con el Barcelona. Para romper el acuerdo con el Madrid, pidió un sueldo muy alto para disuadir a Bernabéu para contratarlo.

En 1974, Cruyff encabezó la selección holandesa en el Mundial de Alemania. Perdió la final ante la Alemania liderada por Franz Beckenbauer, pero el recuerdo de aquella ‘Naranja Mecánica’, en la que todos los jugadores atacaban y defendían, quedó grabada en la retina de los espectadores.

Al llegar al Barcelona, el ‘holandés volador’ fue recibido como héroe en un club que llevaba 14 años sin ganar la liga. Con Rinus Michels como entrenador, el conjunto blaugrana logró una victoria histórica contra el odiado rival, el Real Madrid: 0-5 en el estadio Santiago Bernabéu. El Barcelona ganó aquella liga, pero fue la única que ganó Cruyff en la cancha y la Copa de Europa se le negó también.

En 1978, Cruyff salió del Barcelona. Algunas anécdotas cuentan que el rompimiento entre el club y jugador se dio porque el holandés no apoyaba al nuevo presidente, Josep Lluis Núñez, a quien inclusive se negó a saludar en un acto público, Cruyff apostaba por la continuidad del presidente que le trajo, Agustín Montal, pero al ganar Núñez, se le rescindió el contrato. Pero el lazo entre Cruyff y Barcelona se haría mucho más estrecho años después.

En 1978, el ‘tuilpán dorado’ se negó a ir con Holanda al mundial de Argentina. La selección ‘Oranje’ llegó nuevamente la final, pero también la perdió ante el conjunto anfitrión. Cruyff alegó diferencias con la Federación Holandesa de futbol y declinó unirse a la naranja mecánica. Sólo fue convocado 49 veces por su selección.

El jugador ya era conocido por su rebeldía, que iba desde su corte de pelo; su elección por usar el número 14 en su camiseta, pese a que entonces los números arriba del 11 eran sólo para los suplentes, hasta encabezar protestas para defender los derechos laborales de los jugadores e implantar mejores métodos de trabajo.

“Había que cambiar la mentalidad de muchas cosas en el futbol holandés, quedaban muchas reivindicaciones por hacer, tales como contratos  dignos, seguridad para el futbolista frente al despotismo de los clubes, y yo era el indicado para llevarlas adelante”, dijo Cruyff en una entrevista.

Tras su salida del Barcelona, se tomó un año sabático, después jugó en varios equipos de la liga estadounidense, después volvió a España para enrolarse en el Levante por un breve periodo de tiempo y volvió al Ajax con 34 años, pero se retiró como profesional en el Feyenoord, el acérrimo rival del Ajax en Holanda.

La influencia de Cruyff en el futbol fue más decisiva como entrenador que inclusive como futbolista. Volvió al Ajax como entrenador en 1985 y después volvió a Barcelona en 1988. El club estaba sumido en una crisis deportiva; la primera temporada de Cruyff como fue un desastre y estuvo al borde de ser despedido. Tuvo enfrentamientos con el presidente Núñez, a quien tuvo que convencer que dejara de mirar a corto plazo y apostara por el proyecto.

Ganó la primera de las cuatro ligas consecutivas en el Barcelona en 1991. A ese equipo se le conoció como el ‘Dream Team’ por su juego espectacular. En 1992 el Barcelona ganó su primera Copa de Europa al mando de un jovencísimo Josep Guardiola en el campo, el mejor alumno de Cruyff. En 2008, Guardiola volvió al Barcelona como entrenador del primer equipo para ganar tres ligas de España y dos Champions League.

En 1996 fue destituido por malos resultados, aunque dejó instaurado el estilo de juego en el Barcelona, el cuarto club deportivo más valioso del mundo, de acuerdo con Forbes, que en su lista de 2015 lo valuó 3,160 millones de dólares (mdd).

Cruyff fue un fumador empedernido, pero en su etapa como entrenador dejó el cigarro y lo sustituyó por una Chupa-Chups, un hábito que se volvió distintivo en su personalidad cuando dirigía.

En 2015 le fue diagnosticado un cáncer de pulmón y falleció el 24 de marzo de 2016.

 

 

Siguientes artículos

China rechaza depreciación competitiva del yuan
Por

El primer ministro Li Keqiang y otras autoridades chinas dijeron que el país no se está apoyando en la depreciación del...