Apenas hace nueve años, Zoé Robledo hacía su debut en la política mexicana como diputado local en Chiapas. Hoy, el politólogo egresado del ITAM, de 40 años de edad, está tomando las riendas del IMSS, el organismo de seguridad social más grande de Latinoamérica.

Es hijo de Eduardo Robledo Rincón, quien, en contraste, ocupó fugazmente la gubernatura de Chiapas, ya que tras ser electo bajo las siglas del PRI en 1994, que tuvo que dejar el cargo luego de apenas 70 días, pues fue una condición del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) para sentarse a la mesa del diálogo con el gobierno federal.

Zoé Robledo Aburto es licenciado en Ciencias Políticas por el ITAM  y maestro en Derecho por la UNAM. Además, tiene estudios complementarios en la Universidad Complutense de Madrid, en la George Washington University y en la John F. Kennedy Government School de la Universidad de Harvard.

Sus pininos en la política fueron como asesor de los gobernadores priistas Melquiades Morales y Manuel Ángel Núñez Soto, de Puebla e Hidalgo, respectivamente, de 1999 a 2005 en los dos casos.

Posteriormente participó en una consultora política y fundó una propia: Gerencia del Poder. En ese entonces, fue articulista invitado frecuente del suplemento dominical Enfoque del periódico Reforma, en cuyas páginas hacía análisis de los temas internacionales. Esta labor lo hizo acreedor en 2008 a ganar el Premio Nacional de Periodismo, en la categoría de Artículo de fondo/opinión.

En 2010 ingresó a la política como legislador local en su estado natal, bajo las siglas del PRD. En esa legislatura, participó en 10 comisiones y presidió la Mesa Directiva.

En 2012 coordinó la campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador en Chiapas y llegó a la política nacional tras ganar un escaño como senador de la República.

De nuevo, tuvo una actuación movida en la Cámara alta al trabajar en seis comisiones, aunque sus principales aportes fueron en las materias de transparencia y con el movimiento #3de3, con el cual se consiguió reforzar las declaraciones patrimoniales, fiscales y de intereses que funcionarios públicos deben presentar.

Como senador, le tocó vivir el alejamiento de López Obrador del PRD y la fundación de Morena; en ese contexto, Robledo anunció a finales de enero de 2017 que se afiliaba a Morena, aunque siguió hasta el mes de abril siguiente en la bancada del PRD. Eventualmente, emigró a la bancada del PT-Morena cuando la ruptura del PRD con López Obrador fue contundente.

En las visitas de este último a Chiapas, Robledo siempre estaba a su lado y así fue convirtiéndose en un colaborador cercano. En 2018 volvió a ser parte de la campaña del abanderado presidencial de Morena y contendió a la vez por una curul en la Cámara de Diputados bajo las siglas del Partido Encuentro Social (PES), integrante de la alianza que resultó ganadora.

Tras el triunfo del 1 de julio, López Obrador eligió a Robledo para ser parte de la Secretaría de Gobernación, bajo el mando de la ministra en retiro Olga Sánchez Cordero.

Con el arranque del gobierno, Robledo pidió licencia para dejar su curul y ocupó la subsecretaría de Gobierno, donde estuvo a cargo del cabildeo de las reformas que han sido aprobadas por el Congreso de la Unión.

Tras la renuncia de Germán Martínez a la dirección general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el presidente lo movió para ocupar esa oficina.

Ahí, Zoé Robledo enfrentará el reto de hacer eficiente al Instituto a pesar de la fuerte austeridad que solicita el mandatario, tal como lo advirtió su hoy antecesor.

No te pierdas:

Germán Martínez renuncia al IMSS; acusa injerencia de Hacienda

 

Siguientes artículos

morena-partido
Alistan denuncia contra Morena por repartir tenis con su logo en Puebla
Por

Esa medida forma parte del “derroche” que ha prevalecido en la campaña de Luis Miguel Barbosa Huerta, candidato de Moren...