El periodismo de marca ha sido creado para construir reputación de marca y afinidad, no para vender directamente productos o servicios.

 

 

El crecimiento de usuarios y servicios a través de las redes está detrás de, al menos, dos circunstancias determinantes para el ejercicio de la comunicación empresarial.

PUBLICIDAD

Por una parte está potenciando la fragmentación de las audiencias de los medios de comunicación de masas, haciendo cada día más necesario dotar a las compañías de canales propios de comunicación con sus públicos e interlocutores prioritarios, y por otra está permitiendo a los grupos de interés (clientes, trabajadores, ciudadanos, inversores…) dejar de ser receptores pasivos para convertirse en interlocutores activos, incrementando así la exigencia de transparencia, responsabilidad e integridad a las empresas.

La combinación de estos factores nos lleva, de forma natural, a plantearnos una nueva forma de comunicar desde las organizaciones, que ahora tienen la posibilidad de proponer información directamente, ofreciendo a sus públicos contenidos de interés. Es aquí, como canal de propuesta, donde vemos al periodismo de marca.

El periodismo de marca está creado para construir reputación de marca y afinidad, no para vender directamente productos o servicios, aunque al hacer lo primero, sobre todo en medios digitales, lo segundo se facilita de una forma que hasta ahora era imposible.

No hablamos de anuncios pagados, de patrocinios o de product placement. Tiene unas mecánicas diferentes y un acercamiento a los clientes similar al que han practicado los periódicos, los medios. Además, al desarrollarse en un momento en el que ha cambiado todo el universo mediático con la irrupción de las redes sociales, los blogs y la disminución de la influencia de las cabeceras convencionales, han de seguirse también las nuevas prácticas que los nuevos medios nos han mostrado que son caminos eficaces para conectar con la audiencia.

Muchas son ya viejas conocidas (transparencia, objetividad, seriedad, incluso buena escritura), pero por el camino los propios medios las han perdido llevándoles esto a su crisis. Quien quiera practicar de verdad el periodismo de marca ha de entender que los lectores las exigen para que esa nueva comunicación funcione.

(Lee aquí el informe completo publicado por d+i Llorente & Cuenca.)

 

 

Contacto:

Facebook: www.facebook.com/llorenteycuenca

Twitter: www.twitter.com/LlorenteyCuenca

LinkedIn: www.linkedin.com/company/llorente-&-cuenca

Web corporativa: www.llorenteycuenca.com

Web de d+i LLORENTE & CUENCA: www.dmasillorenteycuenca.com

Thinglass / Shutterstock.com

 

 

(*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.)

 

 

Siguientes artículos

Prioridades de los CEO en México para 2014-15
Por

Para 56% de los CEO es prioritario generar mano de obra calificada y a 74% les preocupa la posibilidad de un crecimiento...