La inflación anual al consumidor en los 18 países de la zona euro fue del 0.3% en septiembre.

Reuters

 

La inflación de la zona euro se ralentizó en septiembre a su nivel más bajo desde octubre del 2009, mientras que las exportaciones del bloque vacilaron durante el verano boreal, lo que ofrece poca esperanza para una economía que trata de evitar su tercera recesión en seis años.

PUBLICIDAD

La inflación anual al consumidor en los 18 países que comparten el euro fue del 0.3% en septiembre, desacelerándose desde la lectura de agosto de un 0.4%, dijo el jueves Eurostat, la oficina de estadísticas de la Unión Europea.

Si bien la lectura de un 0.3% se mantuvo sin cambios respecto a la estimación inicial de Eurostat y era prevista por los economistas, cinco países incluyendo a Italia sufrieron una deflación en el mes.

El costo cada vez menor de la energía estuvo en gran parte detrás del debilitamiento en septiembre, cayendo un 2.3% sobre una base anual.

Pero la mayor preocupación viene por el debilitamiento de la inflación subyacente, que excluye los precios volátiles de la energía y los alimentos. Esta fue un 0.8% en septiembre, retrocediendo desde la lectura de 0.9% en agosto, y de vuelta a los niveles registrados en junio y julio.

La inflación ha estado en la “zona de peligro” del Banco Central Europea -por debajo de 1%- por 12 meses consecutivos.

Por su parte, las exportaciones cayeron un 3% en agosto sobre una base anual no ajustada, y retrocedieron un 0.9% respecto a julio, ajustadas por cambios estacionales, dijo Eurostat en un comunicado separado.

 

Siguientes artículos

México y la politización de la violencia
Por

No debe sorprender que los hechos de violencia en Tlatlaya y Ayotzinapa trasciendan a la opinión pública internacional....