sismo-s19Las personas con discapacidad son una de los sectores de la población más afectados ante siniestros como los sismos, ya que las barreras arquitectónicas y su falta de inclusión en los planes de evacuación, dificultan su desalojo, coinciden expertos.

A pesar de los esfuerzos de algunas organizaciones por realizar guías o lineamientos de cómo atender a discapacitados ante estas situaciones, todavía no hay una legislación que lo respalde.

“No se ha regulado, no está dentro de la política nacional de Protección Civil”, explicó Marco Antonio Hernandez Hernandez, subdirector de control y seguimiento en el Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación (Conapred).

A pesar de que en México existen algunos manuales para atender estas causas, “nos sigue costando implementarlos o hacerlos real cuando se trata de discapacidad motriz”, indicó Laura Lizbeth Bermejo Molina, vicepresidenta de Acceso Libre A.C. en entrevista para Forbes México.

Refirió que han habido avances por parte de instituciones como del Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad (Conadis) o la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), pero aún no es suficiente.

“No hay una cultura eficiente de protección civil. A pesar de los avances que hay para atender en estos casos a personas con discapacidad, no toda la gente los conoce ni los sabe llevar a cabo”, subrayó.

Barreras legales y arquitectónicas

Bermejo Molina refirió que existe una norma para las construcciones en la Ciudad de México, donde se estipula que los inmuebles deben contar con un área de resguardo, la cual no puede ser improvisada, ya que debe cumplir con un estudio estructural.

Sin embargo subrayó que algunos sitios públicos no son 100% incluyentes en este rubro, ya que dejan a las personas discapacitadas en la planta baja, pero esto no resuelve la accesibilidad en los siguientes niveles.

También indicó que implementar estas medidas de accesibilidad puede ser útil para otras personas, como adultos mayores, embarazadas o si alguien llagara a sufrir un accidente y quedara parcialmente limitado.

Por su parte, Marco Antonio Hernández Hernández refirió que el plan de protección civil en sus medidas generales debería incluirse la atención a personas con discapacidad, tanto para inmuebles generales como particulares.

En segundo lugar, se deben de establecer protocolos específicos para cada una de las discapacidades y cómo atenderse, señaló el funcionario de Conapred para este medio digital.

Resaltó la necesidad de realizar un procedimiento de evacuación personalizado, considerando la situación de la persona y la manera en cómo se poder apoyarlo.

Protocolos específicos

Laura Lizbeth Bermejo Molina señaló que existen diversos tipos de discapacidad, y que cada una de éstas se atiende con especificaciones distintas.

Por ejemplo, ante una persona con discapacidad motriz las puertas deben cumplir con el ancho recomendable para que salga por el área de emergencia o que la salida sea de rampa, refirió.

En el caso de una persona invidente, explicó la vicepresidenta de Acceso Libre A.C., las alarmas sonoras le pueden auxiliar si conoce las rutas de evacuación, por lo que puede abandonar el sitio con el acompañamiento correcto de los brigadistas.

Ante los discapacitados auditivos, refirió, pueden funcionar alarmas luminosas, siempre cuando conozcan el plan de acción y cuáles son las rutas de emergencia.

Señaló que también se debe tener un protocolo de contención o manejo del miedo ante discapacitados psicosociales, ya estos estímulos lo pueden alterar.

Capacítate antes de ayudar

Lo que más hace falta es la capacitación, indicó Bermejo Molina, así como informar a un visitante en un inmblente que no conoce sobre las las medidas de protección civil.

Si queremos ayudar a una persona con discapacidad, debemos estar preparados, insistió, ya que no se debe improvisar porque podría resultar contraproducente.

Sería muy útil que alguien supiera lenguaje de señas y que las indicaciones de protección civil estén en un lenjuage sencillo y accesible para personas con discapacidad intelectual, refirió la representante de Acceso Libre A.C.,

Además, resaltó que “varias personas con discapacidad podrían participar en la brigada de protección civil”, siempre y cuando se tengan los ajustes de accesibilidad para que puedan participar de manera incluyente.

En 2018, Conapred emitió un manual par auxiliar a personas con discapacidad, el cual tiene recomendaciones generales, refirió Marco Antonio Hernandez Hernandez, subdirector de control y seguimiento en esa institución.

Sin embargo, explicó que esto sólo es una base para pasar a otro nivel, elaborar protocolos de atención, porque éstos son lo que realmente ayudará a una evacuación más segura.

“La idea general es dar aspectos que pueden considerarse a la hora de pensar un programa de protección civil”, señaló.

En ese texto se dan algunas recomendaciones, como “ubicar zonas de seguridad que sean accesibles, sin obstáculos en el camino”, aseveró.

También señaló la importancia de contar con la participación de las personas discapacitadas en los simulacros, ya que mientras ellos “no participen o no se prevenga su participación, no vamos a poder ir corrigiendo las posibles fallas”.

Te recomendamos: ‘Vamos a cumplir’, promete Comisión para la Reconstrucción de CDMX

 

Siguientes artículos

Este es el rasgo que Bill Gates más envidiaba de Steve Jobs
Por

“Él siempre fue más natural en eso. Le permitía vender cualquier tipo de producto, aunque fuera de baja calidad”, dijo G...