El gobierno de Enrique Peña Nieto mantendrá el gasolinazo en 2017, a pesar de la  serie de protestas y manifestaciones en varias entidades de México, aseguró José Antonio Meade Kuribreña, secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

“No se revierte (el incremento del precio de las gasolinas y diésel), porque no está en manos del país hacerlo y el cambio que hoy estamos observando es un cambio que no tiene vuelta”, manifestó el hombre quien fuera secretario de Hacienda y Energía con Felipe Calderón.

El responsable de las finanzas públicas agregó que no existe manera de dar marcha atrás con la liberalización del mercado gasolinero en México, ya que el gobierno debe gastar este año más de 200,000 millones de pesos (mdp).

PUBLICIDAD

Ese dinero “es más de la quinta parte de todo lo que gasta el gobierno en Prospera, en becas, en sus programas de salud, en sus programas de seguridad; estaríamos hablando ya no del precios de la gasolina, sino del recorte y su impacto en quienes hoy son acompañados por el gobierno a través de los programas sociales”, explicó en una entrevista en Radio Fórmula.

El funcionario señaló que los mercados de gasolina son tan grandes que los países han ya renunciado a la aspiración de tratar de administrarlos. Hoy solamente persisten en ese modelo de administrar esta carga de gasolinas, países como Venezuela o Corea del Norte.

El 27 de diciembre de 2016, el gobierno anunció un aumento a partir del primer minuto de 2017 para las gasolinas Magna, Premium y el diésel de 14.2%, 20.1% y 16.5%, respectivamente, sobre el precio máximo observado en diciembre de 2016.

Los precios promedio a nivel nacional vigentes del primero de enero al 3 de febrero de 2017 serán de 15.99 pesos para gasolina Magna, 17.79 para gasolina Premium y 17.05 para diésel.

Aquí la historia completa: Director de Pemex cree que precios de la gasolina subirán más de 3%

La noche de este jueves, el presidente Enrique Peña Nieto volvió a defender el gasolinazo a través de un mensaje en cadena nacional este jueves con motivo del inicio de año, y que el aumento en el precio de los combustibles no se debe a la Reforma Energética ni a un incremento a los impuestos, sino a un alza del exterior.

“Se trata de un aumento que viene del exterior. El gobierno no recibirá ni un centavo más de impuestos por este incremento”, enfatizó.

Tras reconocer de nuevo que el gasolinazo es causa de molestia y enojo entre la sociedad, Peña Nieto señaló que su responsabilidad es tomar “decisiones difíciles en el presente para evitar afectaciones mayores en el futuro”.

“¿Qué hubieran hecho ustedes?”, cuestionó al explicar las consecuencias que tendría mantener el precio artificial de las gasolina l como el que se tenía en diciembre.

Peña Nieto acusó a la administración de Felipe Calderón de tener precios artificiales de la gasolina y el diésel y dijo que durante esa administración se quemaron 1,000 millones de dólares por subsidiar las gasolinas.

“La decisión que se tomó hace seis años y en muchas administraciones fue mantener artificialmente el precio de la gasolina,una decisión que  sí tiene consecuencias”

Los precios artificiales tiene consecuencias que se reflejan en poca inversión, en ineficiencia y en las  finanzas públicas, concluyó Meade Kuribreña.

 

Siguientes artículos

Nissan usa tecnología de la NASA para crear su auto autónomo
Por

La compañía japonesa echará mano de una tecnología llamada “Movilidad Autónoma Continua”, la cual fue desarrollada a par...