Notimex.- Durante el primer semestre del año las posiciones especulativas netas a favor del peso mexicano en el Mercado de Futuros de Chicago se elevaron de 9,772 contratos a 115,035, de 500,000 pesos cada uno, lo que permitió que el tipo de cambio cotice con más estabilidad, en un promedio de 19.15 pesos por dólar durante el año.

De acuerdo con Banco Base, en los primeros seis meses del año en curso el Banco de México (Banxico) mantuvo una postura y un lenguaje restrictivo, debido a la existencia de riesgos al alza para la inflación en un contexto de marcada incertidumbre.

Señaló que pese a que en el último comunicado la Junta de Gobierno del banco central adoptó una postura más neutral ante la evidencia de una desaceleración económica mayor a la prevista, el mercado no ha anticipado un recorte inminente de la tasa de interés, lo que resulta favorable para el peso mexicano.

Por su parte, la Reserva Federal (Fed) ha adoptado un lenguaje más acomodaticio, elevando la probabilidad de que recorte la tasa de interés en la segunda mitad del año, debido a los riesgos a la baja para la inflación en Estados Unidos.

Banco Base explicó que debido a lo anterior los precios del petróleo se movieron al alza, ante una disminución de la oferta petrolera de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados.

Precisó que en el primer semestre del año, la divisa más apreciada en la canasta de los principales cruces fue el dólar canadiense, seguido de la moneda mexicana.

En este contexto, en la última jornada de la semana el dólar libre se vendió en un precio máximo de 19.54 pesos, cuatro centavos más respecto al cierre de ayer, y se compró en un mínimo de 18.05 pesos en bancos de la Ciudad de México.

 

Siguientes artículos

Wall Street cierra su mejor junio en décadas
Por

El S&P 500 anotó su mejor junio desde 1955. Mientras, el Dow Jones tuvo su mayor alza porcentual desde 1938, en el final...