Agustín Carstens, el gobernador del banco central, dijo que el tipo de cambio en algún momento dado podría generar mayores presiones inflacionarias.

Reuters

El jefe del banco central de México, Agustín Carstens, dijo el miércoles que la moneda local, actualmente inmersa en un periodo de depreciación, podría generar presiones sobre la inflación “en algún momento dado”.

PUBLICIDAD

No obstante, Carstens dijo a la cadena Radio Fórmula que el peso mexicano no se ha depreciado tanto como pareciera frente a otras divisas.

El banquero central agregó que por el lado de la oferta y la demanda agregada la entidad no está percibiendo presión sobre los precios, gracias también al debilitado estado de la economía.

“Pero por otro lado, pues sí, el tipo de cambio en algún momento dado podría generar mayores presiones inflacionarias”, precisó Carstens.

La inflación interanual de México se mantuvo en niveles mínimos hasta junio, prolongando por segundo mes su ritmo por debajo del objetivo oficial y dando margen al banco central para no tocar por ahora la tasa clave de interés.

Carstens dijo que la brecha del producto -la diferencia entre el potencial de crecimiento económico y su debilitado estado- podría comenzar a cerrarse a finales de 2016.

“No estamos observando presiones en el futuro cercano por el lado de la demanda agregada”, dijo el jefe del Banco de México.

 

Siguientes artículos

Everis nombra a Luis Téllez como presidente institucional en México
Por

“El nombramiento de Luis Téllez supone un nuevo impulso en la misión de la organización en México”, destacó la firma....