La moneda se encamina a cerrar el año con una baja de sólo un 1.6% frente al 10% de otras monedas en la región; analistas prevén para el peso mexicano un desempeño superior al de sus pares.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

El peso mexicano tuvo un mejor desempeño que sus pares de América Latina en 2013 ya que los inversores anticiparon que la segunda mayor economía de la región se beneficiará de reformas estructurales clave y una recuperación de Estados Unidos, su mayor socio comercial.

El peso mexicano se encaminaba el lunes a cerrar el 2013 con una baja de cerca de sólo un 1.6%, mientras otras monedas latinoamericanas marchaban rumbo a una pérdida de alrededor de un 10% en el año.

El real brasileño, a falta de la sesión del martes, retrocedía más de un 13% en el año ya que los temores a un deterioro de los fundamentos económicos de Brasil amplificó el impacto negativo de la decisión de la Reserva Federal estadounidense de comenzar a recudir sus estímulos monetarios.

La ansiedad sobre el momento en que la Fed iba a iniciar la reducción de su programa de compra de bonos fue el mayor peso sobre las monedas latinoamericanas este año.

Pero ya con la decisión de la Fed de reducir sus compras de bonos a partir de enero en 10,000 millones de dólares (mdd), a 75,000 mdd mensuales, la atención del mercado giró hacia el ritmo de futuros recortes de estímulos.

Ante una menor liquidez en dólares en los mercados mundiales y una esperada alza de los rendimientos de la deuda estadounidense, los inversores probablemente diferenciarán el próximo año entre economías de mercados emergentes que presentan mejorías o las que se deterioran, dijeron analistas.

 

México seguirá con mejor desempeño

El peso mexicano seguiría mostrando un desempeño superior al de sus pares mientras el Gobierno pone en marcha una reforma energética clave aprobada por legisladores para abrir el sector a la inversión privada.

“Nos gusta la historia fundamental de México y buscamos aprovechar su comportamiento estacional de cierre de año”, dijo el analista de Citi Eduardo Becerra en una nota a clientes, apuntando que el peso a repuntado con fuerza en el inicio de los últimos cinco años.

El peso cerró el lunes con una leve caída de un 0.1% a 13.07 pesos, mientras que el real retrocedió un 0.77% a 2,3575 unidades por dólar la venta.

También pesará sobre el real la decisión del próximo año del Banco Central de reducir a la mitad su programa de intervención cambiaria, que analistas dicen que ha amortiguado de manera importante la depreciación de la moneda brasileña en 2013.

Tanto el real como el peso mexicano cotizarán el martes pero se espera que los volúmenes sean muy bajos y que no tengan un impacto significativo en el tipo de cambio.

En Brasil, la plataforma de cotizaciones de BM&FBovespa, que equivale a la mayor parte de las operaciones del real, estará cerrada por el fin de año.

Otras monedas de la región registraron el lunes su última sesión de operaciones.

El peso chileno retrocedió el lunes un 0.36% a 526.10 unidades por dólar comprador y 526.40 unidades vendedor, cerrando el año con una caída del 9.01%.

El peso colombiano y el sol peruano retrocedieron en el año un 9.3% y un 9.72%, respectivamente.

 

Siguientes artículos

Crece 6.5% déficit fiscal de México en noviembre
Por

La Secretaria de Hacienda dijo que el quebranto fue de 44,816 millones de pesos frente a los 40,627 millones del mismo m...