En la jornada, la moneda mexicana era la séptima con peor desempeño entre las emergentes.

 

Diversos riesgos externos y la depreciación de las divisas de economías emergentes podrían presionar al peso hasta llegar a las 14 unidades por dólar este año en el mercado cambiario.

La moneda de México caía el viernes y tocaba sus peores niveles desde julio de 2012 arrastrada por una ola global de aversión al riesgo, que llevaba a inversores a deshacer sus posiciones en divisas emergentes en todo el mundo, con énfasis en aquellas más líquidas como el peso.

La moneda local cotizaba en 13.5 por dólar, con un descenso del 0.78% o 10.5 centavos, frente a los 13.4 pesos del precio referencial de Reuters del jueves.

La cercanía del anuncio de política monetaria de la Fed, en la cual se recortarían otros 10,000 millones de dólares (mdd) en su programa mensual de compra de bonos y los temores por que el sistema bancario de China caiga en crisis eran los principales factores que depreciaban el peso, de acuerdo con Banco Base en un análisis.

“La respuesta del peso en los últimos días abre la posibilidad a que durante el 2014 nuevamente alcance un nivel de 14 pesos por dólar, debido a que las noticias de China no se habían descontado en el mercado y apenas empiezan a tener un impacto sobre el mercado cambiario”, indica Gabriela Siller, directora de análisis económico de Banco Base.

La aversión al riesgo ha hecho que los inversionistas muevan sus capitales hacia activos considerados refugio.

En la jornada, la moneda mexicana era la séptima con peor desempeño entre las emergentes.

 

Con información de Reuters.

 

 

Siguientes artículos

Aversión al riesgo pega a monedas emergentes
Por

La creciente expectativa de que la Reserva Federal podría recortar nuevamente su programa de alivio cuantitativo, llevó...