Por José Yude Michelén*

Con la emisión de Bonos Soberanos de pesos dominicanos (DOP) en el mercado de Nueva York, los cuales a la vez son liquidados en Euroclear, República Dominicana se convierte en parte de los países líderes de la región que han podido emitir bajo este criterio, es decir, en su moneda local.

Hasta la fecha, los únicos países que han emitido bajo estas condiciones son Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Uruguay, México y Perú. Desde hace más de dos décadas, tanto el Fondo Monetario Internacional (FMI) como el Banco Mundial (BM, vienen sugiriendo que los países de mercados emergentes deben de tener un perfil de deuda, que debería de ser predominantemente bonos emitidos en moneda local. La emisión de febrero del 2018 que realizó el Gobierno dominicano, un bono que vence en 2023 y está denominado en pesos dominicanos, representa un hito muy importante para el desarrollo del mercado de valores en República Dominicana, primordialmente por tres razones.

En primer lugar, es consistente con el planteamiento del FMI y el BM, al mejorar el perfil de riesgo cambiario de la deuda del Gobierno Dominicano. En segundo lugar, aunque está denominada en pesos dominicanos, al haber sido emitida en Nueva York a través de Euroclear, el Gobierno dominicano obtuvo los tan necesitados dólares de Estados Unidos; y en tercer lugar, permite que los participantes de los mercados internacionales puedan tener acceso a deuda soberana denominada en DOP, sin tener que pagar los costos excesivos que cobran los bancos internacionales por replicar la deuda gubernamental dominicana local para que se pueda custodiar y tranzar a través de Euroclear.

PUBLICIDAD

Sabiendo que el tamaño del mercado internacional es infinitamente mayor que el mercado local en República Dominicana sería lógico inferir que en el momento en que el Ministerio de Hacienda presienta que las tasas de las nuevas emisiones locales fuesen superiores a las actuales en el mercado secundario local, prefiera emitir nueva deuda denominada en pesos de RD en Nueva York. Estas circunstancias le dan la opción al país de resolver uno de sus principales problemas estructurales presupuestarios en relación con la deuda, que es pagar casi un 30% del Presupuesto Nacional en intereses de la misma.

Poder emitir en Nueva York en pesos dominicanos permite que el Gobierno pueda mejorar el perfil de riesgo cambiario del inventario total, a la vez que permite que se pueda sustituir parte de la deuda local por deuda en el mercado de Nueva York, con tasas en pesos más bajas. De acuerdo con el Ministerio de Hacienda, disminuir el monto suplido localmente hace que las instituciones financieras tengan que adquirir los papeles locales a un menor rendimiento.

Para los que recordamos la tasa de interés local en pesos dominicanos en la última década, ver las emisiones que transaban cerca de un 20% de interés, ahora operando en el rango del 8%, del mismo emisor y con la misma duración, resulta extraordinario.

Muchos son los que se preguntan si estas tasas, en su punto más bajo en la historia dominicana, es algo momentáneo o una nueva realidad y para tener una respuesta, los factores internacionales y locales son preponderantes. Los internacionales incluyen una subida de la tasa de interés y la reducción del inventario de los principales bancos centrales a nivel mundial, incluyendo la Reserva Federal de los Estados Unidos, Unión Europea, Japón y el Reino Unido. Y dentro de los factores locales más importantes están la presión del dólar contra el peso dominicano, nuevos reglamentos para Ley Valores y la incertidumbre política.

En mi opinión, mientras la coordinación actual entre el Banco Central con el Ministerio de Hacienda se mantenga y los mercados internacionales no sufran una corrección significativa, el nuevo modelo de emitir en el mercado neoyorquino denominado en pesos es tan disruptivo, que si es usado correctamente podríamos ver estos niveles de tasa de interés por lo menos hasta finales del 2019.

*Presidente de Alpha Valores.

 

Contacto:

Corrreo: [email protected]

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

TLCAN
México no negociará el TLCAN a base de presiones: presidencia
Por

El Departamento de Comercio estadounidense inició una investigación para determinar si las importaciones de vehículos y...