Por la mañana del miércoles, el petróleo Brent operaba con mermas de un 3% a 36.72 dólares por barril, a menos de 1 dólar de mínimos de 11 años vistos la semana pasada. Los precios del crudo han perdido más de 60% de su valor desde mediados del 2014.

 

Reuters

El petróleo Brent retrocedía el miércoles en torno a mínimos de 11 años, en medio de abundantes suministros en Estados Unidos y el compromiso de Arabia Saudita de seguir produciendo crudo.

PUBLICIDAD

Los futuros del petróleo en Estados Unidos cayeron más de 3% luego de que datos de la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA) mostraron que las existencias de crudo en el punto de distribución de Cushing, Oklahoma, tocaron niveles récord.

A las 1645 GMT, el petróleo Brent operaba con mermas de un 3% a 36.72 dólares por barril, a menos de 1 dólar de mínimos de 11 años vistos la semana pasada.

El petróleo en Estados Unidos cotizaba en 36.65 dólares por barril, una baja de 1.20 dólares, o poco más de 3%, desde su precio de cierre en la sesión anterior.

Un sondeo de Reuters proyectó que los datos de la EIA mostrarían una caída de 2.5 millones de barriles en las existencias de crudo de Estados Unidos en la semana al 25 de diciembre, aunque finalmente subieron en 2.6 millones de barriles.

En tanto, el ministro de Petróleo de Arabia Saudita, Ali al-Naimi, reiteró los planes del mayor productor de la OPEP de seguir produciendo crudo, lo que se suma a un entorno pesimista generado por una menor demanda global de energía e inventarios en niveles récord.

Los precios del crudo han perdido más de 60% de su valor desde mediados del 2014 debido a que un aumento en la producción en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Rusia y Estados Unidos alentó un superávit global de suministros de entre medio millón y 2 millones de barriles por día.

La perspectiva de una desaceleración en la demanda, particularmente en Asia, también ha presionado los precios.

El miércoles, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, advirtió que el crecimiento económico global sería “decepcionante” en el 2016, con las perspectivas de alzas en las tasas de interés en Estados Unidos y una ralentización en China contribuyendo a un mayor riesgo de vulnerabilidad.

 

Siguientes artículos

2016: ¡A recuperar nuestra libertad de expresión!
Por

La carencia de libertad que padecemos quedó plasmada en la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, vi...