Lewis Energy, compañía petrolera, consideró que el potencial de esquisto de México es el más grande sin explotar en el mundo.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

 

El enorme potencial de petróleo y gas de esquisto de México atraerá inversión privada, pese a que los costos de explotarlos podrían ser mayores que en otras regiones, dijo el miércoles un ejecutivo de una firma líder en la producción de esquisto en Estados Unidos.

Carlos García, gerente de desarrollo de negocios internacionales de Lewis Energy, con sede en San Antonio en Texas, consideró que el potencial de esquisto de México es el más grande sin explotar en el mundo.

“No hay otro mercado que ofrezca las oportunidades que ofrece México en este momento”, dijo García en un seminario organizado por el Instituto de las Américas en la Universidad de California San Diego.

“A medida que se desarrollan las cosas y el marco se hace correctamente, los inversores vendrán”, dijo.

México está dando las puntadas finales a una profunda reforma energética para abrir de par en par las puertas a inversionistas privados para la explotación y comercialización de hidrocarburos, poniendo fin a un monopolio estatal de más de siete décadas.

La empresa privada Lewis Energy es una de las mayores productoras en la formación Eagle Ford, en el sur de Texas, donde la tecnología “fracking” -técnica de fractura de rocas para extraer hidrocarburos- ha alimentado un auge de la producción de petróleo y gas en Estados Unidos.

La firma opera más de 1,400 pozos y cuenta con una década de experiencia operando en México como contratista para la petrolera estatal Pemex.

“Nuestros costos de operación en México son probablemente un 30% más altos que en los Estados Unidos”, dijo García en referencia a los costes asociados a seguridad y materiales más costoso como químicos y arena utilizados en el fracking.

“Esperamos que los costos se reduzcan a medida que la industria crezca”, dijo.

La Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA) calcula que el potencial total combinado de esquisto de petróleo y gas de México es el séptimo más grande del mundo con 117,000 millones de barriles de petróleo equivalente.

Pemex está invirtiendo unos 800 millones de dólares este año en proyectos de exploración de esquisto, pero analistas del sector no esperan un auge inmediato de la inversión privada en esquisto debido a varios obstáculos, incluyendo violencia de los cárteles de drogas.

 

Siguientes artículos

Telekom Austria planea emisión de acciones por 1,350 mdd
Por

La propuesta está incluida en un acuerdo alcanzado este año entre América Móvil, el gigante de telecomunicaciones de Sli...