La compañía francesa Total anunció el regreso de sus inversiones a Irán.

El gigante petrolero firmó un contrato para desarrollar y producir el campo de gas South Pars en su fase 11 (SP11), el más grande del mundo.

La primera fase costará 2,000 millones de dólares y consistirá en 30 pozos petroleros.

Irán es la segunda nación con las reservas de gas más importantes del mundo, solo detrás de Rusia.

PUBLICIDAD

El anuncio se produce después de que la ONU y las potencias nucleares acordaran con el país de Oriente Próximo un histórico acuerdo para levantar sanciones económicas y bloqueos comerciales a cambio de finalizar su carrera nuclear armamentística.

Aquí la historia completa: Irán y Occidente logran acuerdo nuclear

Pero Trump ha dado marcha atrás al acuerdo logrado en la era Obama y pidió al secretario de Estado, Rex Tillerson, revisarlo. Esta acción reavivó la tensión entre ambas naciones y echó por la borda gran parte del esfuerzo internacional.

“El proyecto tendrá una capacidad de producción de 2,000 millones de pies cúbicos diarios o 400,000 barriles de petróleo equivalente al día incluyendo condensados”, explicó la firma francesa en un comunicado.

La producción de gas comenzará a venderse en el mercado iraní a partir de 2021.

“Este es un acuerdo mayor para Total, que oficialmente marca nuestro regreso a Iran para abrir una nueva página en la historia de nuestra sociedad con el país”, expresó Patrick Pouyanné, CEO de Total.

Este contrato durará 20 años y se firmó desde el 8 de noviembre de 2016.

 

Siguientes artículos

El robo de Prometeo en el siglo XXI
Por

Hoy en día, en el siglo XXI, Prometeo más bien ha robado de los dioses una nueva técnica que se ha expandido a una veloc...