Carlos Tavares, nuevo presidente ejecutivo de PSA Peugeot Citroën, dio a conocer su plan “De vuelta en la carrera”, en donde prometió alcanzar un margen operativo del 2% y revertir pérdidas con una reducción de costos.

 

Reuters

PARIS  – El nuevo presidente ejecutivo de PSA Peugeot Citroën, Carlos Tavares, prometió que detendría las pérdidas y restauraría la rentabilidad en su división central de manufacturas en el 2018 y estableció un esperado plan de recuperación para la atribulada automotriz francesa.

PUBLICIDAD

Al dar a conocer su plan “De vuelta en la carrera”, Tavares prometió alcanzar un margen operativo del 2% y revertir pérdidas en Europa y en mercados emergentes con una reducción de costos y un mayor número de vehículos en oferta.

Los inversores recibieron con beneplácito un retoro a metas de ganancias positivas, pero estaban escépticos respecto al tamaño de la tarea.

Las acciones de Peugeot, que han subido casi un 50% este año, caían un 2.8% a las 0909 GMT.

“Aunque se ven a sí mismos de vuelta en la carrera, parecen no darse cuenta de que la competencia está avanzando igual de rápido”, comentó la analista de Barclays Kristina Church.

“De hecho necesitan comenzar a gastar antes que la competencia”, agregó.

La automotriz, que recortó el gasto en capital a un 4.4% de los ingresos el año pasado, prometió el lunes que desarrollará nuevos automóviles híbridos, otros con tracción en las cuatro ruedas y vehículos que se conducen solos, al mismo tiempo que limitará las inversiones a un 7-8% de las ventas, en comparación a un 8-10% de sus pares.

“Vamos a concentrar el poder creativo de nuestros equipos en un número más limitado de productos que la gente quiere comprar”, dijo Tavares en una presentación a los inversores.

Después de perder más de 7,300 millones de euros (mde) en dos años, Peugeot llegó a un acuerdo de rescate en febrero para vender participaciones de un 14% al Gobierno francés y Dongfeng Motor Group de China como parte de una inyección de efectivo de 3,000 mde.

La oferta optimizada ayudará a las operaciones de la automotriz en Rusia y América Latina a volver a la rentabilidad dentro de los tres años, dijo Tavares.

Peugeot hará uso completo de un acuerdo de competitividad que alcanzó con sindicatos de trabajadores durante los momentos más álgidos de la crisis económica para reducir costos y personal, agregó Tavares, con un recorte de costos generales de salarios a un 12.5% de los ingresos en el 2016 desde un 15.1% el año pasado.

En una señal de que podría haber más disputas en el futuro, Tavares dijo que Peugeot planea mover un 20% de sus actividades de investigación y desarrollo fuera de Francia.

La firma ahorrará al duplicar el suministro de partes de países con menores salarios y a través del ajuste del tamaño de plantas francesas, agregó. Además elevará la producción en sitios más competitivos en Eslovaquia, España y Portugal.

 

 

Siguientes artículos

Europa acelera almacenamiento de gas ante crisis ucraniana
Por

 Las energéticas europeas están llenando sus depósitos de gas para prepararse ante un posible recorte del suministro a U...