El complejo acuerdo permitirá a Pfizer, con sede en Nueva York, mudar su sede jurídica a Irlanda como parte de lo que se conoce como “inversión”, una medida destinada a reducir su tasa de impuestos.

 

Reuters

PUBLICIDAD

La firma Pfizer Inc, fabricante del Viagra y del medicamento para combatir el colesterol Lipitor, alcanzó un acuerdo para comprar a la firma Allergan Plc en una transacción valorada en cerca de 160,000 millones de dólares.

El complejo acuerdo, el más grande de la historia en el sector de la salud, permitirá a Pfizer, con sede en Nueva York, mudar su sede jurídica a Irlanda como parte de lo que se conoce como “inversión”, una medida destinada a reducir su tasa de impuestos.

El presidente ejecutivo de Pfizer, Ian Read, será el CEO de la compañía combinada, mientras que el CEO de Allergan, Brent Saunders, será el responsable de operaciones.

Ambas firmas dijeron el lunes que Pfizer ofrecería 11.3 de sus propias acciones por cada acción del fabricante del botox. El acuerdo valora las acciones de Allergan en 363.63 dólares cada una, en comparación con el cierre de 312.46 dólares del viernes.

Los accionistas de Pfizer tendrán la opción de recibir una acción de la compañía combinada por cada uno de los papeles que posean en la farmacéutica o recibir dinero en efectivo, siempre que el monto total de dinero en efectivo a pagar no sea menor a 6,000 millones de dólares o superior a 12,000 millones.

El aspecto fiscal del acuerdo ha sido visto como clave. La tasa de impuesto a las empresas en Estados Unidos, que alcanza el 35%, está entre las más altas del mundo, y es muy superior a la tasa de 12.5% de Irlanda.

Luego de que se cierre la operación en el segundo semestre de 2016, las compañías dijeron que la empresa combinada mantendría el domicilio legal de Allergan en Irlanda.

La compra de Allergan reforzaría para Pfizer la venta tanto de nuevos medicamentos innovadores como de otros más tradicionales que aún generan ventas significativas. Esto permitiría a Pfizer dividir esos dos negocios, lo que la compañía ya ha dicho que podría hacer, pero pero con una mayor escala y un mejor crecimiento.

Chris Schott, analista de JP Morgan, dijo en una nota a inversionistas que espera que las ventas de Allergan crezcan 9% anual entre 2016 y 2020, en comparación con una tasa de crecimiento de 2% en el caso de Pfizer como conjunto.

Pero es probable que el activo más atractivo de Allergan sea similar al que llevó al CEO de Pfizer Ian Read a pujar por ela londinense AstraZeneca en 2014. Gracias a su adquisición por parte de Actavis año pasado, Allergan ahora tiene su sede corporativa en Dublín, Irlanda. Para Pfizer, que tiene miles de millones de dólares en efectivo estancados en el extranjero, eso es atractivo.

El Tesoro de Estados Unidos, preocupado por la pérdida de ingresos fiscales, ha estado tomando medidas para poner freno a los acuerdos de “inversión”, pero los expertos han dicho que estas iniciativas harán poco para evitar que Pfizer cambie su domicilio.

Los informes sobre las conversaciones entre ambas empresas surgieron hace más de un mes. Desde entonces, la especulación se había centrado en los términos del acuerdo, el tema del domicilio de la nueva firma y el nuevo rol de Read y Saunders.

Las acciones de Allergan caían 1.7% en las operaciones previas a la apertura del mercado, mientras que los papeles de Pfizer bajaban 2.1%.

 

Siguientes artículos

Sector privado de Alemania acelera en noviembre
Por

El índice preliminar de gerentes de compras (PMI) de Markit subió hasta 54.9 en noviembre desde 54.2 en octubre.