La economía estadounidense creció en el tercer trimestre a un ritmo mucho mayor al estimado con anterioridad, debido a que empresas acumularon inventarios, pese a que la demanda interna sigue lenta.

 

 

Reuters

PUBLICIDAD

 

WASHINGTON.- La economía de Estados Unidos (EU) creció a un ritmo más veloz de lo estimado inicialmente durante el tercer trimestre debido a que las empresas acumularon fuertemente inventarios, aunque la demanda interna subyacente permaneció lenta.

El Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos creció a una tasa anual de 3.6% en lugar del 2.8% informado anteriormente, según el Departamento de Comercio, en su segunda estimación para el crecimiento económico en el tercer trimestre.

Economistas consultados por Reuters proyectaban que el PIB sería revisado para mostrar un alza de sólo un 3.0%.

La cifra del tercer trimestre es la más veloz desde el primer trimestre del 2012 y marcó una aceleración en comparación al crecimiento del 2.5% del segundo trimestre.

Las empresas acumularon 116,500 millones de dólares en inventarios, el mayor incremento desde el primer trimestre de 1998. Eso se compara con estimaciones anteriores de 86,000 millones de dólares.

Los inventarios representaron un fuerte avance de 1.68 puntos porcentuales del PIB en el periodo entre julio a septiembre, la mayor contribución desde el cuarto trimestre del 2011.

La contribución de los inventarios había sido estimada previamente en 0.8 punto porcentual. Excluyendo inventarios, la economía estadounidense creció a una tasa del 1.9% en el tercer trimestre, poco menos que el ritmo de un 2.0% estimado el mes pasado.

Una medición de la demanda interna subió a una tasa de sólo un 1.8%.

La fuerte acumulación de inventarios ante una desaceleración de la demanda interna significa que las empresas necesitarán reducir sus existencias, lo que pesará sobre el crecimiento del PIB en el trimestre actual.

Las estimaciones de crecimiento del cuarto trimestre ya son bajas, pues se prevé que la paralización parcial de 16 días del Gobierno en octubre haya restado hasta medio punto porcentual al PIB.

El gasto del consumidor, que responde por más de dos tercios de la actividad económica en Estados Unidos, fue revisado a la baja, a una tasa del 1.4%, el menor desde el cuarto trimestre del 2009.

Previamente, se estimaba que el gasto habría subido a un ritmo de un 1.5%.

El gasto del consumidor creció a una tasa del 1.8% en el segundo trimestre.

Hubo revisiones al alza para el gasto de las empresas, pero las estimaciones para las construcciones residenciales bajaron.

El déficit comercial fue mayor a lo estimado previamente, lo que hizo que el comercio fuera neutral para el crecimiento en el tercer trimestre.

 

Pedidos de fábrica, en sentido opuesto

Los nuevos pedidos de bienes a las fábricas de Estados Unidos cayeron en octubre, debido a que la demanda por aeronaves y bienes de capital se debilitó, lo que sugiere cierto enfriamiento en las manufacturas.

El Departamento de Comercio informó que los pedidos de bienes manufacturados cayeron un 0.9% tras subir un 1.8% en septiembre.

 

Siguientes artículos

Bolsas europeas bajan a la espera de datos de EU
Por

Por cuarta sesión consecutiva, los papeles de la región perdían terreno en momentos en que los inversionistas se mantien...