Notimex.- Científico del Instituto Politécnico Nacional (IPN) desarrolló a partir de células madre adultas un parche biológico que permite la restauración de la piel en pacientes con úlceras por pie diabético.

El parche, que recibió recientemente la concesión de la primera patente mexicana en el ámbito de la medicina regenerativa, es capaz de dejar la estructura de la piel como hasta antes de que se generara el problema.

En entrevista, el biólogo y creador de esta innovación, Ricardo Rangel Martínez, explicó que el apósito puede regenerar ese órgano debido a que las células madre secretan nanopartículas en cuyo interior contienen factores y moléculas que intervienen en procesos regenerativos.

“Las células madre tienen la propiedad de secretar exosomas que en su interior contienen factores de crecimiento de inmunomodulación y desinflamación, así como moléculas llamadas micro RNA”.

Detalló que dichas moléculas son las encargadas de encender los genes relacionados en los procesos regenerativos, por lo que cuando el parche está en la herida “tiene un diálogo molecular con los linfocitos que inflaman el tejido y con los fibroblastos. Los activan y empieza a sintetizar la matriz extracelular”.

Rangel Martínez agregó que el fibroblasto comienza a secretar colágeno, elastina y ácido hialurónico, lo que permite que la piel comience a regenerarse, además de activar el proceso de vascularización, lo que hace que no se tengan que amputar los pies dañados.

“Esto permite que el nuevo tejido que se está formando esté nutrido y lleguen los elementos nutricionales de la sangre y el oxígeno; se cierra el círculo para inducir el proceso regenerativo”, apuntó.

Señaló que con el parche se podrían abaratar costos para el tratamiento del pie diabético y reducir la amputación de esas extremidades, debido a que en el país se realizan 100 al año.

“Con este proceso estamos hablando de un enorme potencial de salvar estos pies y que las úlceras no progresen. Estamos hablando de la posibilidad de poder integrar al paciente a su vida laboral”, afirmó.

La innovación también puede aplicarse a quemaduras de tercer grado y abrasiones físicas en la piel, refirió al señalar que su efecto tiene una duración de siete días y por ahora sólo está disponible en un tamaño de 10 por 10 centímetros cuadrados, aunque se prevé que en un futuro existan más.

La efectividad del parche se comprobó en estudios realizados en cerdos y, posteriormente, en humanos en los que se vio que puede curar heridas profundas en 60 días con aproximadamente 10 recambios semanales.

El dispositivo tendrá un costo de entre dos mil a dos mil 500 pesos y no inducirá cicatrices como otros procedimientos, dijo al destacar que “hay muchos apósitos que pueden llegar a costar hasta siete mil u ocho mil pesos y no están dando una resolución de revertir el problema”.

Lee también: Estudiante mexicano crea un pavimento ‘antibaches’: se regenera con el agua

 

Siguientes artículos

Romero-Deschamps
Perfil | Manuel Limón, el cercano a Romero Deschamps que tomará el sindicato de Pemex
Por

El diputado del PRI, con estudios de preparatoria, se ha desempeñado por varios años en el sindicato petrolero, e inclus...