Esta vez no se trata de dumplings que cobran vida o que todo un reino se haya congelado. El último corto de Pixar, denominado «Purl», combate un problema preocupante que afecta a los adultos: la dinámica de género en el mundo corporativo.

Como parte del nuevo programa «SparkShorts» de Pixar que reconoce a los nuevos narradores, la nueva animación presenta al personaje homónimo: una bola rosa de lana que consigue un trabajo en una compañía llamada «B.R.O. Capital’.

Como puede adivinar por su nombre, los empleados de la empresa son predominantemente hombres y no se toman muy en serio con su nuevo compañero de trabajo al descubrir que ella es diferente.

 

Lucha por asimilarse

«Purl» lucha por asimilarse en la cultura machista de la empresa, e incluso cambia para adaptarse, pasando de un simple ovillo a una figura que esboza un traje, pero en punto.

Sin embargo, como con la mayoría de las películas de Pixar, esta animación tiene una conclusión agradable, y el lugar de trabajo termina siendo más diverso que cuando «Purl» llegó por primera vez a «B.R.O. Capital’.

El corto de ocho minutos viene con una pizca de improperios, por lo que es posible que desee verlo con niños, pero bajo su propia discreción.

En un clip que va detrás de las escenas de Purl, la cineasta Kristen Lester describe: «Se basa en mi experiencia de estar en animación. [En] mi primer trabajo, yo era la única mujer en la sala, y para hacer lo que amaba, me convertí en uno de los muchachos».

«Y luego vine a Pixar, y comencé a trabajar en equipos con mujeres por primera vez, y eso me hizo darme cuenta de la parte femenina que había enterrado y dejado atrás».

También te puede interesar: 

Selección 2018 | Así es como Ed Catmull ha liderado a Pixar ‘al infinito y más allá’

 

Siguientes artículos

‘La no ficción ha ganado terreno a la ficción’: Diego Luna
Por

El actor presenta la 14a edición del festival de cine documental Ambulante, cuyo éxito lo atribuye a un cambio de gustos...