El plan de reforma fiscal del presidente estadounidense Donald Trump incluye una reducción del impuesto a corporaciones, para pasarlo del 35 al 15%, y la disminución las categorías fiscales, de siete a tres, para alentar el crecimiento económico, la creación de empleos y el retorno de capitales.

La iniciativa presentada este miércoles por la Casa Blanca incluye además la imposición de un impuesto por una sola vez sobre las ganancias que las empresas estadounidenses retienen en el extranjero, lo que resultaría en la repatriación de miles de millones de dólares.

Esa medida pretende que esos recursos repatriados “sean invertidos aquí (en Estados Unidos) y generen empleos”, dijo el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, a medios de comunicación.

“Bajo este plan vamos a tener un recorte masivo para los negocios, y una reforma y simplificación masiva”, agregó Mnuchin, de acuerdo con el comunicado de la Casa Blanca.

En términos generales, destacó, el plan “consiste en recortes masivos y reforma tributaria, alivio en las regulaciones y la renegociación de acuerdos comerciales”.

Puedes leer: Peso cae ante amenaza a TLCAN y plan fiscal de Trump

Con estas medidas, el gobierno estadounidense pretende alcanzar una tasa de crecimiento económico anual del 3.0% o superior.

En la misma reunión con medios, Gary Cohn, el asesor económico en jefe, refirió que esta iniciativa busca “desatar” el crecimiento económico de los negocios, lo cual beneficiará a las empresas grandes, medianas y pequeñas.

Y agregó que se duplicará la deducción estándar, con lo que los matrimonios no pagarán impuesto sobre los primeros 24,000 dólares que ganen, creando “de manera efectiva una tasa cero” para esta categoría.

“(Las familias de bajos y medianos ingresos) están frustradas por un código fiscal que es tan complicado que ni siquiera pueden hacer sus propios impuestos. Por eso la reforma fiscal es una gran prioridad para el presidente, quien se preocupa por hacer que la economía funcione mejor para todos los estadounidenses”, dijo Cohn.

Sobre las categorías tributarias, precisaron que las siete actuales serán eliminadas y reemplazadas por tres nuevas: Una de 15%, otra de 25% y una más de 35%, que serán aplicadas dependiendo del ingreso de las personas.

También se buscará simplificar al código tributario, que tiene 199 formas diferentes dependiendo de la categoría tributaria de la persona.

Mnuchin también consideró que las conversaciones con el Congreso son alentadoras para esta iniciativa, la cual tendría el respaldo para su aprobación.

A pesar de que los republicanos controlan tanto la Cámara de Representantes como el Senado, algunos aspectos de la propuesta serían difíciles de vender incluso entre miembros del propio partido, por lo que necesitarían el apoyo de los demócratas para aprobar una reforma fiscal que disminuya los impuestos a corporaciones.

La administración de Trump busca cambiar íntegramente el código fiscal, lo que no se hace desde 1986, además de buscar recorte de impuestos y desregulación, los cuales prometió durante su campaña electoral.

 

 

Siguientes artículos

Twitter
Ingresos de Twitter caen por primera vez en su historia
Por

Pese a las pérdidas económicas, la red social llegó a 328 millones de usuarios en promedio al mes.