Este texto fue publicado originalmente el 4 de septiembre de 2017.

El Gobierno de la Ciudad de México presentó este lunes el proyecto de la planta de Termovalorización, llamada El Sarape, que transformará la basura de la capital en energía, la cual será destinada a las 12 líneas del Sistema de Transporte Colectivo Metro.

En un evento encabezado por el jefe capitalino Miguel Ángel Mancera, las autoridades señalaron que se realizará una inversión de 60 millones de dólares para esta obra, que se construirá en 18 meses, y estará ubicada en el Bordo Poniente.

El Sarape aprovechará el valor calorífico de unas 4,500 toneladas de basura, de las más de 12,000 que se generan cada día en la CDMX, para generar energía y permitir el ahorro de recursos en el combate el problema de los desechos.

Durante su participación, Mancera destacó que esta obra será la primera de su tipo en el país, en América Latina y en el mundo; y que con ella se dejarán de emitir 700,000 toneladas de dióxido de carbono, contribuyendo a la reducción de emisión de gases de efecto invernadero.

En esta planta, los residuos inorgánicos serán sometidos a altas temperaturas para liberar su potencial calorífico, lo que producirá vapor y el cual será canalizado a turbinas que generarán energía eléctrica.

 

Siguientes artículos

¿Quieres vivir el Mundial? Te costará 45,500 dólares
Por

Tras los fraudes en Francia 1998 y Alemania 2006, la FIFA decidió tomar cartas en el asunto designando distribuidores of...