Fundación Thomson Reuters.- Es oficial: los muppets de Plaza Sésamo Beto y Enrique (conocidos como Bert y Ernie en Estados Unidos) no son gays.

Pero, según Sesame Workshop, la organización detrás del popular programa de televisión, también es oficial que no son heterosexuales.

Beto y Enrique simplemente son “mejores amigos”.

El último dictamen de Sesame Workshop, en un intento por poner punto final a un debate que ha estado dando vueltas desde que la pareja apareció por primera vez en la televisión en 1969, es que las marionetas “no tienen una orientación sexual”.

PUBLICIDAD

“Fueron creados para enseñar a los (niños) preescolares que las personas pueden ser buenas amigas con quienes son muy diferentes de ellas”, indicó Sesame Workshop en Twitter.

“Aunque son identificados como personajes masculinos y tienen muchos rasgos y características humanas (como la mayoría de los muppets de Plaza Sésamo), siguen siendo marionetas y no tienen una orientación sexual”, agregó.

Sesame Workshop emitió el comunicado en respuesta a la declaración hecha la semana pasada por un exguionista del show, Mark Saltzman, quien dijo que él escribió las escenas de ambos como si fueran una “pareja de enamorados”.

Beto y Enrique han sido íconos gay durante mucho tiempo y cobraron mayor protagonismo en una disputa legal en Irlanda del Norte por la negativa de una panadería de hacer un pastel glaseado con el eslógan “Apoyo el Matrimonio Gay” y una foto de los personajes de color naranja y amarillo.

 

Siguientes artículos

La UNAM refuta los mitos: ¿tiembla más en septiembre o viene un gran sismo?
Por

Luis Quintanar Robles, investigador del Departamento de Sismología del Instituto de Geofísica de la UNAM, ayudó a respon...

También te puede interesar