Por Natalí Faxas

El pasado domingo, los boricuas votaron en un plebiscito para consulta de descolonización inmediata de Puerto Rico, con cuyos resultados la isla del encanto busca convertirse en el Estado número 51 de los Estados Unidos.

En esta consulta, votaron 517,216 personas, cuando poco más de 2.2 millones de puertorriqueños estaban llamados a ejercer el derecho, para una participación de apenas 22.9%. La abstención, entonces, fue la mayor marca de este proceso en el que ganó con un 97% la estadidad, y con ello el deseo atestiguado de que Estados Unidos asuma a Puerto Rico como Estado. De primera mano, el plebiscito no tiene efecto inmediato, aunque ya el gobernador Ricardo Rosselló prometió llevar sus resultados a Washington y defenderlos.

“Hoy los puertorriqueños estamos enviando un mensaje fuerte y claro al mundo, reclamando la igualdad de derechos como ciudadanos americanos…”, anunciaba el gobernador por el Partido Nuevo Progresista. Las otras opciones que tenían los puertorriqueños era la Libre Asociación/Independencia (7,779 votos para un 1.5%) o mantener el actual estatus territorial (6,821 votos para un 1.3%).

PUBLICIDAD

La Ley para la Descolonización Inmediata de Puerto Rico, expedida en febrero de este año, se dispone que en caso de ser la “estadidad” la alternativa mayoritaria, se “comenzará de inmediato un proceso de transición para la admisión de Puerto Rico como un estado de la Unión en igualdad de derechos y deberes con los demás estados”.

La segunda elección sobre la Libre Asociación/Independencia, totalmente rechazado por los puertorriqueños que acudieron a votar, entonces abriría automáticamente la organización de un referéndum para el 8 de octubre de este año, “en el que los electores solamente podrán escoger entre las alternativas de soberanía separada de Estados Unidos con un tratado voluntario de ´Libre asociación´ con Estados Unidos o con la ´Independencia´”.

Tal vez te interese: Costa Rica y Puerto Rico quieren conquistar el sector aeroespacial

Los puertorriqueños que votaron en su mayoría, lo hicieron para formalizar su petición al gobierno federal de comenzar a trabajar por la admisión de Puerto Rico como estado de la Unión de los Estados Unidos. Esta petición de “estadidad” conllevará, además de derechos y deberes similares, “la unión permanente con los Estados Unidos de América”, señala la Ley que dio pie a la celebración del plebiscito del domingo.

Y rechazaron la posibilidad de que la isla del encanto adoptara un estatus fuera de la cláusula territorial de la Constitución de Estados Unidos, en la que quedaría reconocida la soberanía de Puerto Rico. “La libre asociación se basaría en una asociación política libre y voluntaria, cuyos términos específicos se acordarían entre Estados Unidos y Puerto Rico como nación soberana”, fue la posibilidad derrotada.

Antes de esta convocatoria, Puerto Rico realizó un llamado similar en 2012, cuando también con 61% de los votos estuvieron a favor de la anexión. Puerto Rico es un Estado Libre Asociado de los Estados Unidos, desde 1952.

 

Siguientes artículos

Izzi subirá precios en julio
Por

A partir del primero de julio, la empresa de televisión por cable aumentará sus precios.