El índice de actividad empresarial de la economía británica registró la mayor caída en sus 20 años de historia, luego de un mes de la votación a favor de abandonar la Unión Europea. El PMI para el sector de servicios cayó a 47.4 en julio desde 52.3 en junio, su declive más pronunciado desde que comenzaron los registros en 1996 y la peor lectura desde marzo del 2009, durante la crisis económica global.

Las lecturas preliminares de los índices de gerentes de compras elaborados por Markit mostraron que el sector de servicios -uno de los pocos motores del crecimiento económico de Reino Unido- fue especialmente golpeado por la victoria del Brexit.

Lee también: Brexit empeoró el panorama de crecimiento global: FMI

Este dato muestra que la economía de Reino Unido se está contrayendo a su ritmo más acelerado desde la crisis financiera, además de que alarmaría al Banco de Inglaterra, el cual está analizando la fuerza con la que debe actuar para amortiguar las turbulencias provocadas por el Brexit.

En el mismo sentido, la lectura inicial del índice compuesto de gerentes de compras de la zona euro también cayó, al pasar de 53.1 a 52.9 en junio, su nivel más bajo desde enero del 2015.

Te puede interesar: 1 de cada 3 empresas británicas frenarían inversión por Brexit

Así, el crecimiento de la actividad empresarial en la zona euro anotó en julio su ritmo más débil en 18 meses, luego de que las economías de Alemania y Francia se vieron afectadas por la debilidad de países más pequeños.

Aunque el resultado de la encuesta no fue tan débil como anticipaban los analistas, la pérdida de impulso podría preocupar a las autoridades del Banco Central Europeo que intentan generar una expansión más rápida.

Te recomendamos: 5 historias de incertidumbre tras el Brexit

 

Siguientes artículos

Apple: un fruto rentable
Por

Samsung es el principal vendedor de smartphones en el mundo, pero Apple es mucho más rentable, pues genera 94% de la uti...