La decisión del IFT de no determinar a Televisa con poder sustancial es tan sólo el inicio de la discusión sobre el tema. Elena Estavillo, comisionada del órgano regulador de las telecomunicaciones en el país, le cuenta a Forbes México la ruta que podría tomar este caso.

 

La discusión de si Grupo Televisa cuenta con poder sustancial en el mercado de televisión restringida no es un capítulo cerrado para el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT). En los próximos días será presentada una propuesta formal que abonará a una decisión definitiva del regulador del sector.

“De los elementos con que cuenta el expediente no se puede concluir que (Televisa) tenga poder sustancial, y ésa es una diferencia muy grande, ya que es un tema que no tiene vetado un futuro hacia otros procedimientos en el caso de la televisión restringida”, asegura en entrevista María Elena Estavillo Flores, comisionada del IFT

María Elena Estavillo y Adriana Labardini Inzunza, comisionadas que votaron el pasado 30 de septiembre a favor de que Televisa fuera declarado un agente con poder sustancial en el mercado de TV de paga, presentarán una propuesta formal ante el pleno del IFT para que se analicen los ingresos de publicidad por participante de dicho mercado, lo que abre la puerta a una nueva discusión sobre el tema, y la posible declaratoria de poder sustancial de la empresa de Emilio Azcárraga.

“Todo el análisis de la televisión restringida está orientado hacia la parte de la demanda de suscriptores de este servicio, pero no en la demanda de los espacios de publicidad… El tema de los espacios de publicidad es un asunto totalmente abierto que no era parte del procedimiento y que en cualquier momento podría ser analizado”, dice Estavillo Flores.

La participación de Televisa en el mercado de la TV de paga es de 62.2%, mientras que sus empresas cuentan con 51.7% en el segmento de cable y 70.8% en la plataforma satelital.

El análisis de los ingresos publicitarios puede cambiar la decisión de la mayor parte del pleno para declarar a Televisa con poder sustancial de mercado. La discusión del IFT y las empresas parece que no será corta, y la opinión de Estavillo no será menor en el asunto.

 

Decisión polémica

El pasado 30 de septiembre, el IFT tomó una de las decisiones más polémicas en lo que va de sus primeros dos años de existencia: el pleno del regulador no contaba con elementos para determinar que Televisa tiene poder sustancial en el mercado de televisión restringida.

De siete comisionados que integran el pleno del IFT, sólo dos apoyaban la iniciativa de que Televisa fuera catalogada con poder sustancial.

Para especialistas como Miguel Flores Bernés, abogado especializado en competencia económica y ex comisionado de la que fuera Comisión Federal de Competencia Económica (CFC), la decisión del IFT entrega una “carta en blanco” que le permite a la empresa tener privilegios que pudieran atentar contra la competencia en el mercado.

En la actualidad, Televisa controla 60% del pastel de la TV de paga, ya que se encuentra presente en 87% de los municipios del país, es decir, en 2,124 alcaldías de las 2,454 de la República Mexicana.

“A mi juicio, los elementos que tenemos en el expediente sí eran suficientes para concluir (el poder sustancial de Televisa). Ése es el punto en que discrepamos los comisionados”, explica María Elena Estavillo.

La participación agregada de Dish se incrementó de 14.3 a 16.0%, y en la  plataforma satelital de 27.0 a 29.2%. La participación agregada de Megacable creció de 14.9 a 15.1%,  y en cable de 31.6 a 33.6%. Por el aumento en la participación de los otros jugadores, el IFT decidió en favor de la televisora investigada.

Para la comisionada, la disminución en el número de suscriptores que presentó Televisa no era un elemento suficiente para solventar el tamaño que tiene la firma en la TV de paga.

“Ésa es la vida de un órgano colegiado. No todas las decisiones son por unanimidad, ya que buena parte de las decisiones en el instituto no han sido así”, dice.

El informe presentado por la autoridad investigadora no tomó en cuenta los ingresos por publicidad de las empresas de cable, lo que da pie a que un nuevo estudio en este sentido cambie el tablero de juego.

“Es una posibilidad (la investigación por ingresos de publicidad de las empresas) que en cualquier momento se podría convertir en algo más concreto, y eso lo tendremos que ver en la siguiente semana (esta semana), pero esto tendría que ser una iniciativa de la comisionada Labardini y mía, ya que quedó como un compromiso de presentar la propuesta en una fecha cercana”, dice Estavillo Flores.

Por ahora, al no haberse fijado medidas asimétricas para la firma de entretenimiento, las cableras que posee pueden adquirir otras compañías del sector, puede aumentar sus tarifas de servicio e incrementar su base de anunciantes al contar con la mayor parte del mercado.

La comisionada, egresada de la carrera de Economía del Tec de Monterrey, asegura, sin embargo, que el consumidor no se encuentra indefenso frente a la decisión del pleno del IFT.

Estudios de mercado y condiciones generales de competencia pueden dar pie a una nueva investigación.

“Evidentemente, no está cerrada la puerta a decir que se acabaron los estudios sobre televisión restringida. Éste fue un procedimiento específico, pero nuestra responsabilidad es ver el impacto, y como regulador continuaremos con las acciones necesarias para impulsar la competencia en el mercado”, dice enfática la comisionada.

Además, el IFT puede recibir denuncias específicas si los usuarios se percatan de aumentos abruptos en el costo de sus servicios de TV por cable.

“Los particulares que observen irregularidades en el mercado pueden venir a denunciarlas, ya que nosotros podemos actuar de oficio como autoridad de competencia”, asegura.

 

¿Un regulador capturado?

Acudir al amparo indirecto es una de las oportunidades para impugnar la decisión del IFT por parte de los otros jugadores en el mercado, de acuerdo con Juan Francisco Torres Landa, socio del despacho internacional de abogados Hogan Lovells BSTL.

Empresas como Dish México ya han anunciado que analizan la posibilidad de acudir a este recurso legal, aunque para Torres Landa la impugnación del IFT no borra de la historia su decisión y las dudas generadas alrededor del organismo.

“Parece que el regulador se encuentra capturado por el regulado”, dice el abogado.

Sin embargo, la comisionada del IFT responde con tranquilidad frente a este argumento: la baja de precios en servicios de telecomunicaciones, la entrada de nuevas empresas al mercado mexicano y la declaración de dos preponderantes (Televisa y América Móvil) son las pruebas de la actuación del regulador.

“Un órgano capturado no mueve el mercado de esta manera. Ahí están los resultados”, asegura Elena Estavillo, aunque reconoce que aún hay pendientes que la regresan al estudio del caso actual. El único servicio que no ha bajado es la TV privada.

Para Estavillo, este capítulo en la historia del IFT no habla por la historia de un instituto que defiende sus logros. “Hemos tenido resultados visibles en el mercado por acciones concretas de un impulso muy importante para la competencia en dos años de vida que tiene el instituto. Todos estos resultados están ahí, y lo hemos logrado en un corto tiempo.”

 

Siguientes artículos

desempleo
10 razones por las que los mexicanos cambian de empleo
Por

Entre las principales motivaciones para ir en busca de nuevas oportunidades laborales están la mejora salarial, un mejor...