Los conflictos globales y sus protagonistas comienzan a vislumbrar el regreso de un mundo polarizado. Mas allá de los extremismos, esta tendencia mundial elimina los puntos intermedios, haciendo cada vez mas patente el manifestarte de un lado u otro del conflicto.

En época pasadas pocos manifestaban su posición, era mas bien una cuestión personal y no pública.

Esta tendencia empezó a manifestarse desde el 2008, cuando el mundo entero sintió la inestabilidad y la fragilidad de la economía. A esto se añade el aumento de la vulnerabilidad de las personas de pocos ingresos que trajo consigo la apatía a una sociedad altamente influenciable e influenciada por los medios de comunicación y la cultura pop.

La aparición del sentimiento nacionalista, la búsqueda de modernidad y la búsqueda continua de cambio harán evolucionar esta tendencia.

PUBLICIDAD

La polarización se manifiesta en la inexistencia de puntos medios (tanto en la sociedad como en los medios de comunicación) haciendo que tanto marcas de consumo como medios de comunicación expresen su posición en temas tanto políticos como sociales y económicos. Ejemplos como el del cofundador de Facebook Dustin Moskovitz, quien donó 20 millones de dólares de su fortuna a las arcas del Partido Demócrata en Estados Unidos para ayudar a derrotar a Donald Trump, o claros ejemplos en la TV y medios de comunicación, como fue el caso de la famosa serie House of Cards, que en un corto comercial de un debate republicano mostraba el teaser de la cuarta temporada en la que se simulaba una campaña presidencial con un montaje de un maravilloso Estados Unidos rural y un narrador prometiendo un fututo brillante para el país.

Políticos, famosos y medios de comunicación ya no temen posicionarse en temas sociales y políticos, gran reflejo de ello queda patente en el mundo del consumo y los servicios con ejemplos como Tecate, compañía de cerveza mexicana propiedad de Heineken, que propuso una versión alterada del muro entre México y EU mencionado por uno de los entonces candidatos a la presidencia. Este intenso comercial mostraba dos grupos de personas en cada lado del interminable muro tal y como expuso el Huffington Post.

Otro ejemplo más social sería el de Jhonnie Walker, diciendo que la marca debería tener una voz y contribuir a la cultura, ya que tratan de demostrar un lado diferente de la crisis por la que pasan los refugiados e inspirar a la gente para que donde por esta causa.

El consumidor, por tanto, inclinará sus preferencias hacia propuestas de marcas o servicios que manifiesten su preferencia posicionándose ya se a favor o en contra. Así, resulta de vital importancia mantenerse al día de lo que acontece en el mundo y no mantenerse indiferente.

 

Para más información sobre cómo TrendLine puede ayudarte a encontrar nuevas oportunidades estratégicas para tu empresa, escríbenos a [email protected]www.trendline.lat

 

Siguientes artículos

Toyota recorta 30% inversión en planta de Guanajuato
Por

La compañía japonesa anunció la reducción mientras busca incentivos fiscales para instalar una nueva planta en Estados U...