Notimex.- Fuerzas policiales lograron dispersar a un grupo de manifestantes que en las últimas horas ingresesaron a la sede del Parlamento de Hong Kong tras forzar la puerta principal del edificio, donde colocaron una antigua bandera británica junto con la pancarta negra que identifica su protesta y realizaron pintadas con spray negro.

Luego de un primer intento frustrado cuando fueron recibidos con gases lacrimógenos, los manifestantes vestidos de negro, con mascarillas, gafas de buceo y cascos de albañil arremetieron de nueva cuenta contra la sede parlamentaria, y con barras de hierro rompieron cristales blindados para luego forzar la puerta.

En el marco del Aniversario número 22 de la Región Administrativa Especial de Hong Kong, hacia las 18 hora local, por primera vez en la historia la policía emitió una alerta roja por la que instruyó evacuar el Parlamento ante la actitud de los manifestantes que demandan la renuncia de Carrie Lam, jefa de Gobierno, reportó el diario español El País.

Las protestas se han sucedido desde hace dos semanas, a partir del proyecto de ley de extradición que propone la entrega de sospechosos a China, cuando Hong Kong ha disfrutado de libertades especiales respecto al resto de esa república, por el principio “un país, dos sistemas” con vigencia de 50 años acordado cuando Reino Unido devolvió el territorio a la soberanía China.

La intervención policíaca logró desviar la marcha de los manifestantes que avanzaron con consignas de “Carrie Lam, dimite”, y “Abajo la ley de extradición”, que consideran pretende acelerar la conversión del sistema en Hong Kong, para integrarla como una ciudad más de China, explicó el diario español.

La ceremonia oficial por el Aniversario de la región especial de Hong Kong, pese a los esfuerzos por celebrarla con la frase “I LOVE HK”, formada por jóvenes vestidos de rojo y blanco, resultó opacada cuando el discurso de Lam, el primero desde su controvertida propuesta de ley, fue interrumpido por la legisladora prodemócrata Helena Wong, y obligó su salida custodiada por guardias de seguridad.

Aún cuando cada aniversario de la transferencia británica a China son tradicionales las manifestaciones de jóvenes que reclaman el derecho de elegir su gobierno, las de este año han alcanzado dimensiones sin precedentes, con millones de participantes y centenares de elementos policíacos reprimiendo sus protestas.

También te puede interesar:

Advierten sobre riesgo latente de que asteroide impacte la Tierra

 

Siguientes artículos

transporte-publico
Iztapalapa instalará videocámaras en todo su transporte público
Por

La alcaldesa Clara Brugada Molina reveló que para este programa ya se llegó a un acuerdo para que sea la alcaldía la que...