Emilio Lozoya, quien se encuentra vinculado a proceso por asociación delictuosa, cohecho y lavado de dinero, no es el primer ex director de la empresa estatal mexicana Petróleos Mexicanos (Pemex) en ser investigado o incluso permanecer en prisión por supuestamente abusar de su cargo público.

Se trata de una paraestatal que por su tamaño y relevante papel en la economía del país ha sido vulnerable a riesgos de corrupción a través de diversos mecanismos, señaló Eduardo Bohórquez, director de Transparencia Mexicana. 

Lee también: Preocupa falta de transparencia en el proceso del caso Lozoya

Al menos cuatro ex directores de la paraestatal han estado bajo la lupa de las autoridades e incluso en prisión. 

En 1983, Jorge Díaz Serrano se presentó ante las autoridades mexicanas para responder por las acusaciones de fraude por la compra de dos barcos petroleros a un sobreprecio de 34 millones de dólares mientras fungió como director de Pemex de 1981 a 1982. 

Al momento de ser detenido y trasladado al Reclusorio Norte, Díaz Serrano era senador de la República por el PRI, por lo que fue necesario llevar a cabo un proceso de desafuero. 

Cinco años después de su encarcelamiento, el exdirector de Pemex y amigo personal de José López Portillo fue puesto en liberad debido a que no fueron comprobados los delitos de los que lo acusaba la Procuraduría General de la República (PGR). 

No te pierdas: Odebrecht apoyó campaña presidencial de Peña Nieto: FGR

En 2002, dos años después de que Rogelio Montemayor encabezó la paraestatal petrolera, se destapó el escándalo de corrupción conocido como “Pemexgate” en el que se ordenó al Sindicato de Trabajadores Petroleros transferir 1,100 millones de pesos a la Secretaría de Finanzas del PRI para utilizarlas en la campaña de su candidato presidencial, Francisco Labastida. 

Montemayor fue acusado de peculado mientras se encontraba de visita en Estados Unidos, por lo que fue sujeto a un procedimiento de extradición que tardó dos años, tiempo en el que gozó de libertad bajo fianza. 

Una vez que se cumplió la resolución de extradición y el exfuncionario arribo a México en 2004, fue puesto en libertad gracias a un amparo; poco tiempo después Montemayor fue exonerado de todos los cargos. 

Encuentra aquí las noticias más destacadas de la política mexicana

Tres años después, la Secretaría de la Función Pública (SFP) inició un proceso en contra de Raúl Muñoz Leos, quien encabezó la empresa pública de 2000 a 2004 durante la gestión De Vicente Fox. 

De acuerdo con reportes periodísticos, la SFP acusó de quebranto por 1,724 millones de pesos luego de que en 2004 transfirió más de 8,000 millones de pesos al Sindicato de Trabajadores Petroleros sin que mediara la consideración del Consejo de Administración de la paraestatal. En 2007, la dependencia perdió el juicio que presentó contra Muñoz Leos. 

En 2017, la PGR inició una investigación a Juan José Suárez Coppel, director de Pemex de 2009 a 2012, por la presunta participación en la firma de un convenio millonario que favorece a la empresa brasileña Odebrecht. 

El contrato habría sido firmado en 2010 por Pemex y el consorcio Braskem, de la empresa brasileña, para el abastecimiento de 66,000 barriles diarios de etanol a la planta Etileno XXI construida en Coatzacoalcos, Veracruz. 

Descarga gratis la edición impresa de julio de Forbes México 

 

Siguientes artículos

Kanye West presidencia de Estados Unidos
Kanye West continúa sus esfuerzos para ser candidato presidencial de EU
Por

El rapero se reunió recientemente con el asesor de la Casa Blanca mientras cotinúa sus esfuerzo para estar en la papelet...