Con 63 votos a favor, 12 en contra y tres abstenciones se aprobó en el Senado el dictamen para expedir la Ley de Amnistía que permite liberar a personas que se encuentren presos en cárceles mexicanas por delitos contra la salud, robo simple, y comisión de un aborto, entre otros. 

La jornada para aprobar esta ley transcurrió durante una sesión marcada por medidas de distanciamiento físico, higiene y senadores con el rostro cubierto por mascarillas y cubrebocas; así como la presencia de integrantes de los grupos parlamentarios de oposición que amenazaron la víspera con no asistir si no se incluían otros puntos de discusión en la orden del día. 

Sigue las noticias de la política mexicana en este enlace

Sin embargo, al inicio de la sesión ordinaria la mayoría votó en contra para incluir  más temas en la agenda del día,  entre ellos un plan económico de emergencia frente a la emergencia sanitaria y medidas punitivas por ataques en contra del personal médico. 

Todos los cambios integrados al dictamen durante la discusión en el pleno por senadores de la oposición fueron rechazadas, mismos que  reclamaron a la dirigencia del grupo parlamentario de Morena imponer una agenda legislativa. 

Te puede interesar: Aprobación de Ley de Amnistía sería un acto humanitario, señala Monreal

El senador Damian Zepeda del PAN, por ejemplo, acusó que está iniciativa únicamente liberaba “delincuentes” y afirmó que los senadores de Morena se negaban a legislar a favor de los trabajadores del país. 

La Ley beneficia a mujeres criminalizadas por realizarse un aborto y los médicos o parteras que participaron, indígenas que no tuvieron oportunidad de una adecuada defensa, y a presos políticos o de consciencia, acusado por delitos inverosímiles y jóvenes relacionados con delitos contra la salud, ya sea porque son consumidores acusados de narcomenudeo o porque se vieron obligados a participar en hechos ilícitos frente a su situación de pobreza o bajo amenaza. 

Sigue la información de la pandemia de coronavirus y su impacto en la economía

Las medidas procederí­an bajo ciertas condiciones, como que los candidatos no sean reincidentes, que su sentencia no sea por homicidio, lesiones o secuestro; que no hayan utilizado armas de fuego. 

Tampoco serán beneficiados las personas que hayan sido acusadas por abuso o violencia sexual contra menores, delincuencia organizada, homicidio doloso, feminicidio, violación, secuestro, trata de personas, robo de casa habitación, uso de programas sociales con fines electorales, corrupción tratandose de los delitos de enriquecimiento ilícito y ejercicio abusivo de funciones.

La sesión concluyó con un minuto de aplausos al “ejército blanco”, es decir el personal médico y trabajadores de los hospitales mexicanos que se encuentran atendiendo a los enfermos por Covid-19 solicitado por el líder de Morena, Ricardo Monreal. 

Suscríbete a Forbes México

 

Siguientes artículos

tiktok-app-redes-sociales
TikTok dejará de operar en Hong Kong por inicio de nueva ley de seguridad
Por

La popular aplicación de videos cortos china anunció que próximamente dejará de operar en Hong Kong tras la entrada en v...