Con la decisión de repatriar al exsecretario de Defensa de México, Salvador Cienfuegos, se estaría marcando “un símbolo de la capacidad del gobierno mexicano para jugar fuerte con Estados Unidos y ganar“, explicó en una nota el diario estadounidense The Washington Post.

Después de que se dio a conocer que EU retiraría los cargos contra el exmando militar para ser investigado bajo la ley mexicana, el diario aseguró que este cambio en el rumbo del caso era resultado de “amenazas del gobierno mexicano para limitar el rol de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) en territorio nacional“, según compartió un funcionario familiarizado con el caso. 

También lee: EU retira cargos contra Cienfuegos para que sea investigado en México

Lo anterior fue confirmado por un funcionario mexicano, que marcó como cierta la posibilidad de que la DEA sea excluida del país, escribió el medio.

El Post apuntó que se trataría de un retroceso para la DEA, ya que “la decisión de retirar los cargos en contra de Cienfuegos, equivale a un revés significativo, aunque solo sea simbólico, para los esfuerzos del Departamento de Justicia contra el tráfico de drogas en México”.

Además, a pesar de que el Departamento de Justicia estadounidense compartió pruebas incriminatorias con los fiscales mexicanos del caso, sigue existiendo “la posibilidad de que Cienfuegos permanezca libre, al menos por un tiempo”.

Por su parte, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, dijo que el exsecretario de la Defensa llegaría a México “como ciudadano”, sin enfrentar cargos criminales en suelo nacional.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Activistas exigen al Senado legalizar la mariguana ‘sin simulaciones’
Por

Esto ante el debate de la nueva Ley Federal para la Regulación del Cannabis por el consumo con fines recreativos.