La contracción de la economía mexicana el año pasado, que significó su primer retroceso registrado desde hace una década, no fue resultado sólo del ‘tradicional’ retroceso que muestran los nuevos gobiernos en su primer año, sino también de medidas adoptadas por la administración de Andrés Manuel López Obrador, apuntaron analistas.

“La economía mexicana no solo sufrió la tradicional desaceleración de inicios de sexenio, sino incluso se vio agravada por las acciones tomadas por el gobierno y que dañaron el sentimiento inversionista“, dijo Alfredo Coutiño, director de análisis para América Latina de Moody’s Analytics.

“A diferencia de 2009, en 2019 la contracción del PIB se debió a factores internos, en gran parte asociados al cambio de gobierno por la incertidumbre en el sector empresarial y la lenta ejecución del gasto público durante los primeros meses de la administración”, mencionó Banco Base en un reporte.

Este jueves, en una estimación oportuna, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer que el Producto Interno Bruto (PIB) del país no varió a tasa desestacionalizada en el cuarto trimestre de 2019, frente a un nulo crecimiento entre julio y septiembre y tras una leve caída en el primer semestre.

“Las cifras esencialmente confirmaron que México fue uno de los mercados emergentes más grandes del mundo con peor desempeño en 2019“, señaló Capital Economics en un reporte.

Lee: Economía mexicana se contrae por primera vez en una década; cae 0.1% en 2019

Según datos preliminares del Inegi, solo en el cuarto trimestre y sin ajuste por estacionalidad, la economía mexicana mostró una caída del 0.3% a tasa anual, para registrar una ligera contracción de un 0.1% durante todo 2019 respecto al año anterior.

En 2009, la segunda mayor economía latinoamericana sufrió una contracción anualizada superior al 5%, según datos de Eikon Refinitiv, por los efectos de una crisis mundial originada en Estados Unidos.

Según el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la inversión privada mexicana ha decrecido por la incertidumbre durante el gobierno de López Obrador, que cumplió en diciembre un año en el cargo.

AMLO, que ha criticado el capitalismo, ha dicho que es más importante el desarrollo económico y la distribución de la riqueza antes que las cifras del PIB, en un país donde cerca de la mitad de la población vive en la pobreza.

Lee también: Paradoja mexicana: peso fuerte, economía débil

López Obrador había prometido desde su campaña electoral impulsar un crecimiento de la economía a un ritmo del 4% anual, pero en 2019 ajustó la cifra de ese año a un 2% y desestimó las rebajas de pronósticos de organismos multilaterales y calificadoras.

“Creemos que México volverá al crecimiento en 2020, pero será mucho más débil de lo que la mayoría espera. La economía se verá frenada por una inversión débil, una débil producción de petróleo y una política monetaria y fiscal estricta”, dijo Capital Economics en un reporte.

Con información de Reuters.

 

Siguientes artículos

Negocios-Ley-Confianza-Ciudadana
¿Cómo inscribir tu negocio al Padrón de Confianza Ciudadana?
Por

El 20 de febrero se abrirá el registro para el Padrón de Confianza Ciudadana, con lo que se suspenden inspecciones a neg...