La institución redujo sus tasas de interés a mínimos históricos  y llevó la de depósitos a -0.10%, para combatir el riesgo de que la zona euro sufra de una deflación como la de Japón.

 

Reuters

FRANCFORT – El Banco Central Europeo redujo sus tasas de interés a mínimos históricos  y llevó su tasa de depósitos a menos de cero, para combatir el riesgo de que la zona euro sufra de una deflación como la de Japón.

PUBLICIDAD

El recorte marca la primera vez que el BCE establece una tasa de depósitos negativa, que en la práctica implica que cobrará a los bancos por guardar dinero en la entidad, y fue una respuesta a la desaceleración de la inflación y a una débil tasa de préstamos en la zona euro.

La combinación de esos factores podría arrastrar a la economía a una posición complicada.

El BCE recortó la tasa de depósitos a -0.10%, lo que significa de hecho que cobrará a los bancos por mantener su dinero a un día en el banco central.

Además, redujo la principal tasa de refinanciamiento a 0.15% y la tasa marginal de crédito, o tasa de préstamos de emergencia, a un 0.40%.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters pronosticaban que el BCE recortaría la tasa de refinanciamiento a un 0.10% desde un 0.25% y la tasa de depósitos a -0.10% desde cero, y que además lanzaría una operación de refinanciamiento para empresas.

La decisión era ampliamente esperada después de que el presidente del BCE, Mario Draghi, dijo el mes pasado que el consejo del banco se sentía “cómodo para actuar la próxima vez”, pero que primero quería ver proyecciones económicas actualizadas de los técnicos de la entidad.

Los mercados centrarán ahora su atención en la conferencia de prensa de Draghi, en la que se espera ampliamente que anuncie otras medidas para complementar la rebaja de tasas.

 

Siguientes artículos

El largo de la falda
Por

¿Será verdad que las mujeres muestran más o menos pierna según sea la situación macroeconómica?     Existe un parám...