Una nueva guerra petrolera ha comenzado. La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y Rusia protagonizan la disputa. ¿La razón? Desacuerdos en los topes de producción ante la baja demanda derivada del brote de Coronavirus que ha golpeado a la economía, mercados financieros mundiales y al peso.

El desplome de precios petroleros durante el fin de semana provocó una venta masiva del peso por parte de especuladores con el objetivo de evitar mayores pérdidas por contratos futuros que apostaban por un incremento de la moneda mexicana, que cayó 10% frente al dólar, algo no visto desde octubre del 2008, luego de la quiebra del banco estadounidense Lehman Brothers que marcó el inicio de la gran recesión mundial.

El peso no es la única moneda con depreciación en la región, pero sí se ve más afectada por su nivel de liquidez en los mercados financieros.

“El peso mexicano es la moneda más líquida de Latinoamérica, por lo que es altamente sensible a eventos del exterior, como el coronavirus y la guerra del petróleo”, recordó la directora de análisis económico-financiero de Banco Base, Gabriela Siller, en un documento.

Te puede interesar:
Peso tiene su peor día desde el triunfo de Trump; BMV sufre su mayor caída en casi 12 años

Si aumentan los temores y percepción de riesgo por el coronavirus es probable que el tipo de cambio siga afectando al peso hasta nuevos máximos históricos.

“Si se llega a comportar como en otras ocasiones donde se ha depreciado fuertemente, el tipo de cambio podría alcanzar niveles cercanos a los 25 pesos por dólar”, estimó Siller en su análisis.

Las medidas internacionales para contener los contagios de la llamada “neumonía de Wuhan” han provocado un impacto negativo en la demanda de crudo ante las restricciones de viajes internacionales. Y la posibilidad de una cuarentena masiva reducirá aún más los viajes.

Aquí más información: Italia, en cuarentena para contener propagación de coronavirus

La consultora londinense Capital Economics estima un enorme superávit de 3.2 millones de barriles diarios de crudo en el segundo trimestre.

Este lunes, la referencia petrolera estadounidense West Texas Intermediate (WTI) y el referente europeo Brent cerraron con un hundimiento de 24% a 31.1 y 34.3 dólares por cada barril, respectivamente. La mezcla mexicana mostrará su cotización después de las 6:00 pm.

La guerra petrolera no consiste en un conflicto de precios, a pesar de que Arabia Saudita ofreció descuentos de hasta 8 dólares por barril, sino una guerra de participación de mercado que va más allá de Rusia y Arabia Saudita y la OPEP, pues Moscú piensa que los recortes a la producción benefician a los productores de Estados Unidos, encabezados por la industria shale, cuyas empresas contienen la mayor parte de bonos basura en la principal economía del mundo.

Lee también: Rusia vs. Arabia Saudita: ¿cuánto dolor pueden soportar en la guerra de precios del petróleo?

Con información de Reuters

 

Siguientes artículos

Incrementarán programa de coberturas cambiarias tras fuerte caída del peso
Por

La Comisión de Cambios México informó en un comunicado que decidió elevar el tamaño del programa a 30,000 millones de dó...