Las agencias informativas son necesarias tanto para los medios como para las empresas, por la información que difunden y por sus virtudes de oportunidad, alcance, precisión, sobriedad, credibilidad, neutralidad y rigor, en la mayoría de los casos.

 

Hoy en día es común que los medios de comunicación reciban información de distintas partes del mundo a través de cables de agencias de noticias. Gracias a ello, las audiencias se pueden enterar del acontecer mundial de forma inmediata: sea un desastre, la muerte de algún personaje, actos violentos, revoluciones o cualquier situación de carácter noticioso.

Desde siempre, las agencias de noticias se han preocupado por estar en donde quiera que se genere la noticia y transmitirla de forma inmediata, para lo cual, invariablemente, han recurrido a la tecnología que esté a su alcance en ese momento. Inclusive se dice que el primer cable noticioso empleó palomas mensajeras para poder ser llevado al resto del mundo.

PUBLICIDAD

Hace algunos meses recordaba en este espacio que hace 150 años y hasta mediados del siglo pasado, la información se movía de manera muy diferente de lo que hoy conocemos y que el telegrama fue una de las primeras formas para el envío a distancia de información periodística, a lo cual siguieron el télex y luego el telefax, hasta la llegada del internet.

Desde que apareció la primera agencia de noticias en el mundo, en 1835, la Agence France-Presse o AFP, que tuvo un gran éxito con las informaciones financieras de la bolsa de Londres, el desarrollo de este canal de comunicación ha evolucionado y sigue liderando como sistema informativo y generador de noticias, a pesar del creciente uso de internet como medio de información.

Si en un principio internet era de gran utilidad para las agencias informativas, principalmente por su rapidez, su uso extendido logró que las noticias de las agencias no siempre lleguen primero. Esto no implica que la información de las agencias pierda importancia. Roberto Herrscher, periodista argentino, director del Master en Periodismo de la Universidad de Barcelona, lo ve así:

“Los periodistas de medios tradicionales podríamos estudiar las páginas web de diarios, radios, ONG, partidos políticos, institutos de investigación y hasta miles de blogs. Pero no contamos con el tiempo, los recursos y muchas veces tampoco con el contexto y el conocimiento amplio de esas (otras) sociedades como para saber qué es importante, qué es nuevo. Ahora más que nunca las agencias nos dicen qué es Noticia, con mayúscula.”

Actualmente, México es sede de una veintena de agencias de noticias internacionales. No obstante, “el periodismo de agencias” es poco estudiado en los centros de formación profesional. Asimismo, el conocimiento del rol de las agencias de noticias en el mundo de la información y su funcionamiento y vinculación con los medios de comunicación es incipiente y prácticamente no hay bibliografía en México sobre su operación. De todo esto deriva que muchas veces no se capitalizan las oportunidades que ofrecen las agencias de noticias para potenciar información corporativa.

 

La importancia de las agencias de noticias

Las agencias informativas son necesarias tanto para los medios como para las empresas, por la información que difunden y por sus virtudes de oportunidad, alcance, precisión, sobriedad, credibilidad, neutralidad y rigor, en la mayoría de los casos.

Los periodistas monitorean continuamente los cables de las agencias de noticias, por lo que las secciones de negocios de los principales diarios generalmente tienen alguna información proveniente de las agencias que tienen contratadas y pueden, incluso, lograr notas de primera plana. No es de extrañar que medios de distintas ciudades del país llenen mucho de sus espacios con notas provenientes de distintas agencias informativas.

Pero, por su parte, el mundo corporativo también tiene en las agencias informativas un gran potencial de comunicación que hasta ahora no ha sido del todo aprovechado. Las agencias de relaciones públicas por lo general se limitan a enviarles los mismos boletines que a todos los medios, y poco han pensado en la posibilidad de dar eventuales “exclusivas” a alguna de las agencias de información, con lo que el impacto de la comunicación se puede multiplicar en diferentes medios y ciudades.

Estoy convencido de que las agencias de noticias deben ser consideradas por el mundo corporativo para darles información exclusiva por ser una opción efectiva de gran impacto. Por ejemplo, si una empresa que cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores abre una nueva operación, es conveniente valorar la opción de información exclusiva a alguna agencia, adicional a la de la Bolsa. Capitalización, impacto económico, interrelación con otras unidades de negocio y expectativas de crecimiento pueden ser datos que, transmitidos en forma exclusiva, le permiten a la agencia hacer sus propios análisis y liberarlos a través de sus pantallas e hilos noticiosos.

A una agencia informativa especializada en finanzas y negocios le interesa saber de inversiones. Si un cliente inaugura nuevas instalaciones se debe contar con datos de su impacto en la región para que la información sea atractiva y se potencie a través de su red de suscriptores. Si la inversión se planea en el extranjero habría que dar “la exclusiva” a una agencia con presencia en el país donde se va a invertir. María de Lourdes Romero, profesora de tiempo completo en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, y autora de El futuro del periodismo en el mundo globalizador, lo ve así: “La proyección de las agencias de noticias internacionales trasciende sus propias fronteras, al ejercer gran influencia e impacto en el elevado número de países extranjeros en los que operan. Además, sus actividades están entrelazadas con otras ramas del sistema transnacional de producción de programas para televisión y con las empresas transnacionales clásicas.”

Sin embargo, hay que ser precavidos y racionales en cuanto a información exclusiva para agencias de noticias. Cuando alguna sabe que su competidor tuvo una exclusiva, lo menos que espera es, en un tiempo razonable, tener otra para sí de la misma corporación o de algún otro cliente importante de su agencia de relaciones públicas.

En suma: ser una fuente confiable, oportuna, inmediata y con posibilidades de multiplicarse en otros medios de comunicación son las cuatro características esenciales que los comunicadores del mundo corporativo deben considerar para ser facilitadores de los corresponsales de las agencias de noticias.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @mmaraboto

Blog: CorpMedios

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Deja de decir que odias tu trabajo, o despídete de él
Por

Cuando envías un mensaje negativo en la oficina, te etiquetas a ti mismo como alguien con quien nadie quiere trabajar. N...