Por Jorge Sánchez Tello*

Al inicio del actual Gobierno de México, se definieron dos objetivos de políticas públicas: aumentar el crédito y reducir su costo.  Ante estos objetivos, es importante tratar de responder la pregunta: ¿Existen algunos factores que determinan por qué el crédito en México es bajo?

Para responder la pregunta en FUNDEF analizamos dos segmentos del mercado de crédito corporativo: el de las empresas extranjeras y el de las empresas del gobierno. El propósito es conocer si el monto del financiamiento que obtienen dichas empresas del sistema financiero en México varia para los distintos orígenes del capital. Este análisis es importante porque el crédito no debe crecer por decreto.

Encontramos que el nivel de endeudamiento varía entre los diferentes sectores de la economía. Como proporción de los ingresos el endeudamiento con el sector bancario es mayor para las empresas nacionales que para las empresas extranjeras. La diferencia no es menor ya que es un apalancamiento de más del doble como porcentaje de los ingresos.

PUBLICIDAD

Tanto para la empresa nacional como para la extranjera la dependencia del financiamiento bursátil es menor que la dependencia del financiamiento bancario.

En el financiamiento total, las empresas extranjeras están apalancadas con el sistema financiero mexicano en casi una tercera parte de lo que están las empresas nacionales.

Lo anterior nos muestra evidencia de cómo la elección de financiamiento de las empresas extranjeras con el sector financiero local es una decisión residual que considera los fondos que provienen del exterior de sus empresas controladoras. Lo anterior, debido a que dichas empresas controladoras muy probablemente tienen acceso a crédito en mejores condiciones.

Por su parte, las empresas del Gobierno piden prestado al mercado casi dos veces lo que demandan a los intermediarios financieros. Se puede argumentar que hay una clara preferencia por financiamiento bursátil por parte del sector gobierno. Además, las empresas del gobierno tienen un nivel de apalancamiento muy superior al del sector privado (empresas nacionales y extranjeras).

Por lo tanto, el análisis para este grupo de empresas en México nos lleva a concluir que existen dos factores estructurales de la economía que pueden justificar otras de las causas por las que el crédito al sector privado en México es menor que en otros países y son:

  1. Existe una alta participación de empresas de origen extranjero en la economía mexicana que se explica por nuestro perfil de país productor de manufacturas. La demanda de crédito local de estas empresas es baja comparada con su peso en la producción medido como ventas. Por facilidad de acceso, la mayoría del financiamiento lo obtienen de las instituciones de crédito.
  2. El Gobierno pide prestado al mercado a través de Pemex y CFE casi más de dos veces lo que pide a los intermediarios financieros. El financiamiento a estas actividades en otros países es crédito al sector privado.

El crédito es una buena herramienta, sin embargo, se debe impulsar su crecimiento con bases sólidas y no por decreto. El crédito responsable debe ser entre 3 y 5 veces el PIB, por lo tanto, lo ideal es que primero tengamos un mayor crecimiento.

 

*Jorge Sánchez Tello es Investigador asociado de FUNDEF, un think tank independiente con sede en el ITAM sobre el sistema financiero.

Email: [email protected]

Twitter: @jorgeteilus

 

Siguientes artículos

La crisis de las remesas en las economías de CA
Por

De acuerdo con estimaciones de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), los guatemaltecos en el extranj...