Hay un efecto positivo de corto plazo en las exportaciones ante un dólar más fuerte; sin embargo, las empresas también sufrirán en materia de rentabilidad si la divisa estadounidense sigue ganando terreno. Te decimos por qué.

 

Plantronics es una empresa manufacturera de dispositivos de audio. Es bien conocida en Tijuana por encabezar rankings de condiciones laborales. Su prioridad es su plantilla laboral, pues tener empleados contentos les permite contar con los más altos estándares de calidad, el factor que les posibilita ingresar en la guerra de costos con China con un buen dispositivo a un precio competitivo.

Pero, ¿qué pasa con la rentabilidad de las empresas en un entorno donde se fortalece el dólar?

PUBLICIDAD

“La rentabilidad de Plantronics disminuye porque el precio de los productos está aumentando, y si hablas de miles de productos en el mercado, entonces el consumidor se ve perjudicado al tratar de comprar los productos de Plantronics en México”, dice David Sandoval, gerente de Canal de Plantronics.

La empresa, productora de headsets (diademas para atención telefónica, control aéreo, manos libres con bluetooth y audífonos), considera que es importante que las maquiladoras pongan en marcha planes que ayuden a contrarrestar el efecto de un dólar caro en diferentes niveles, sobre todo en materia de clientes y distribuidores.

“Hay un impacto muy fuerte; el dólar está teniendo muchas fuerza y no únicamente en México sino a nivel mundial. Todo lo que está pasando en el mundo financiero está teniendo consecuencias. Sin embargo, nosotros estamos conscientes de lo que está pasando y estamos haciendo campañas en México para poder apoyar a los  distribuidores y a nuestros clientes para que no se vean afectados de manera inmediata o de gran impacto con el fortalecimiento del dólar.”

 

¿Por qué perjudica un dólar caro?

En México, sólo 26% de la materia prima de las empresas exportadoras son componentes nacionales, y 74% son foráneos. Si bien hay un impacto positivo al exportar con un dólar más caro, éste se diluye cuando las empresas deben empezar a comprar insumos a un precio mayor.

Pero el problema no termina ahí: al momento de hacer planes a futuro es difícil que las empresas puedan contar con un estimado de los costos de los proyectos.

“Cuando el dólar es un factor tan volátil, las empresas prefieren demorar la puesta en marcha de nuevos proyectos porque no saben cuál será el costo real. Esto implica un retraso en los planes de inversión, lo cual causa rezagos en las compañías y en la economía”, dice Gabriela Siller, directora de Análisis de Banco Base.

Al cierre del primer trimestre del año, el peso cerró con una depreciación de 3.47% o 51.2 centavos, en alrededor de 15.26 pesos por dólar, mostrando una volatilidad trimestral anualizada de 12.38%. Durante esos tres meses el tipo de cambio mostró una cotización promedio de 14.9453 pesos por dólar, un nivel muy por encima de los 13.37 pesos por dólar que reportaba al inicio de 2014.

El tercer impacto viene por el lado de las ventas en México: las empresas exportadoras que también venden en el país y compran sus insumos en el exterior deben aumentar los precios, y con ello pierden competitividad en el mercado interno.

 

¿Qué se puede hacer para contener el impacto?

David Sandoval, de Plantronics, explica que la innovación es un componente clave en cualquier negocio, pues permite generar soluciones creativas a los grandes retos.

Este año, la firma espera un crecimiento de entre 10 y 15% a nivel nacional, con la incursión de nuevos productos en México.

“Nos interesa invertir en el crecimiento corporativo a nivel  de centro de contacto y oficinas corporativas en México y en los productos de consumidor, como productos para jugadores de videojuegos, para los amantes de la música y deportistas. Buscamos incrementar el alcance de nuestros clientes”, afirma.

Plantronics recién ganó el Premio Nacional de Calidad, que los distingue como competidores sobresalientes con respecto a empresas provenientes de China, India o Bangladesh.

“La calidad es una parte fundamental; es clave en el valor de nuestros productos. Contar con altos estándares también nos ayuda a enfrentar los principales retos”, señala el directivo.

 

Un plan de acción

Algunas de las claves de Plantronics para hacer frente al tipo de cambio:

  1. Detectar dónde están los mayores impactos ¿clientes?, ¿distribuidores? Una vez que se tiene esta información, se deben diseñar planes de acción para que los pedidos se mantengan.
  2. Tener una visión clara de lo que ocurre en el mercado. Es importante observar las estrategias de otras empresas exportadoras y de la competencia para identificar tendencias y poder tomar decisiones sobre adoptarlas o no.
  3. Apostar por las cartas fuertes de la compañía. Si la innovación es una clave, no es momento para dejarla de lado. Apostar por personal calificado y nuevos productos es prioritario, aun ante las dificultades.
  4. Generar ecosistemas con otras industrias. Los empresarios deben mantenerse en comunicación para generar mecanismos de apoyo entre la propia comunidad empresarial.

 

Siguientes artículos

peso
6 pecados que acabarán con tus finanzas en Semana Santa
Por

Sol, playa, arena, ¿y el presupuesto? No dejes que las prisas y la emoción por las vacaciones acaben con tu cartera. Con...