Aunque en 2012 se invirtieron 360,000 mdd en eficiencia energética, existen cuatro factores clave que impiden su correcta implementación. 

 

Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE),  para 2040 la demanda de energía en el mundo aumentará 37%. Esto representa un reto ante la escasez de recurso energéticos que afecta a todo el mundo.

PUBLICIDAD

La eficiencia energética representa alrededor del 40% del potencial de reducción de gases de efecto invernadero. Un documento del Foro económico Mundial, detalla que en 2012, las inversiones en eficiencia energética alcanzaron 360,000 millones de dólares, lo que representa una oportunidad de mercado muy importante y creciente para los inversores y las empresas.

Aunque existen esfuerzo a nivel mundial por encontrar o crear otro tipo de fuente de energía para detener el creciente calentamiento global. Según Otto von Troschke, co-fundador y director de Inversiones de SUSI Partners AG, casa de inversión enfocada en infraestructuras de energía, existen cuatro factores que impiden ese avance.

 

Estos son los factores que impiden la inversión generalizada en medidas de eficiencia energética:

1. El acceso al capital: El acceso al capital es el obstáculo más importante para el despliegue de tecnologías de eficiencia energética. Modernizar la infraestructura energética a menudo requiere una alta inversión inicial. Como se ha mencionado, el presupuesto de una empresa tiende a priorizar las actividades propias del negocio y proyectos a corto plazo con retornos rápidos (a pesar de un menor ahorro a largo plazo) que las mejoras de eficiencia energética. El acceso a capital externo para el ahorro de energía puede ser muy difícil de conseguir. Los propietarios de edificios / instalaciones a menudo no pueden tomar ninguna deuda adicional para este tipo o proyectos. Además, existe un número limitado de productos financieros disponibles para mejorar el rendimiento de la eficiencia energética.

2. La falta de experiencia e información: La implementación de mejoras de eficiencia energética a menudo se evitan debido a la falta de conocimientos e información. La falta de información de carácter muy técnico hace que sea difícil para los no expertos para entender el importante potencial de tales medidas. Estos obstáculos existen, debido a la falta de información sobre las soluciones financieras. Estas barreras conducen a la falta de conciencia de los importantes beneficios económicos que ofrecen los proyectos de eficiencia energética entre las empresas industriales.

3. Baja prioridad de proyectos de eficiencia energética: La eficiencia energética, casi siempre, se encuentra fuera de las contemplaciones básicas de la mayoría de las empresas. Muchas empresas prefieren otras inversiones internas que generan beneficios a corto plazo.

4. Tamaño de proyectos de ahorro de energía: La inversión en proyectos de ahorro de energía es relativamente pequeña en comparación con otras. Por lo tanto, las mejoras de eficiencia energética en instalaciones industriales o edificios privados y públicos están asociados con altos costos. Las entidades corporativas generalmente prefieren financiar otros proyectos.

 

Siguientes artículos

El monopolista del dinero (III)
Por

El sistema monetario actual privilegia a una banca privada en contubernio con el Estado: los gobiernos derrochan para ga...