Si tienes más de 25 años y no has empezado a preocuparte por tu historial crediticio, entonces vas tarde. No hay una edad ideal, pero es bueno que inicies en tus 20.

 

El historial crediticio es la información que dice qué tan bueno o malo eres para pagar. Si no lo tienes, las instituciones financieras desconocen tu responsabilidad para afrontar un crédito y, para fines de un banco, indica que no hay suficientes datos para saber si eres confiable o no.

No hay una edad ideal para comenzar una vida crediticia, pero es bueno que empieces en tus 20, y la mejor forma de hacerlo es con una tarjeta de crédito de entrada al mercado. Usualmente las tarjetas departamentales son las de menores requisitos, aunque también son las que te prestan menos.

PUBLICIDAD

Seguramente has escuchado varias historias de alguien a quien le ha ido mal con el crédito; sin embargo, si eres totalero no debes tener ningún problema para aprovecharlo. Mucha gente cree que puede evitar la vida crediticia; no obstante, hay cosas –sobre todo de bienes duraderos como autos o casas– que son difíciles de adquirir sin el apoyo de un crédito.

Hablo por experiencia: la gente busca créditos grandes para la compra de un auto o una casa, y lamentablemente por su falta de historial no les es posible obtenerlos. En esos casos hay que comenzar con algún producto simple, y un año después verificar si fue suficiente para aplicar a un crédito mayor.

 

Cómo empezar con un crédito

El producto crediticio de más fácil entrada es un plan de telefonía celular bajo tu nombre, seguido por servicios de cable e internet, luego una tarjeta departamental y eventualmente una tarjeta de crédito avalada por un banco.

Usualmente, con un buen historial sobre una tarjeta de crédito serás elegible para una hipoteca, un crédito personal o un crédito automotriz.

La mala noticia es que si crees que “no pasa nada” con tu incumplimiento de pago de teléfono celular o servicios de cable estás equivocado; todo esto se refleja en tu historial para obtener una tarjeta u otro instrumento.

El riesgo más latente es el incumplimiento de pago. El principal pilar para construir un buen historial es ser cumplido y altamente responsable con los pagos. Sólo así podrás generar un historial favorable.

Sobra decir que es muy importante ser cumplido con los pagos. Lo único peor que llegar a tus veinticinco sin historial es llegar con un historial manchado por atrasos en tus deudas.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ComparaGuru

Facebook: ComparaGuru

Página web: ComparaGuru.com

Blog: ComparaGuru.com

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Mandato monetario dual en México para potenciar el bienestar social
Por

Continuar defendiendo el mandato único, cuando en la práctica se ejerce uno doble, es totalmente inconsistente. Además,...