Seguramente cuando empieces a leer este artículo habrá muchas más personas en México y en el mundo que se estén planteando la idea de estudiar una maestría o posgrado con el objetivo de seguirse formando profesionalmente.

De 2010 a la fecha, universidades de muchos países del mundo han registrado un creciente interés de personas que desean matricularse a una maestría y eso nos hace pensar que el mercado ha ido madurando y que la competencia laboral se sigue tornando cada vez más agresiva.

Tan solo en Estados Unidos, un informe del Consejo de Escuelas de Posgrado (CGS) indica un aumento del 12% tanto en solicitudes como en ofertas de admisión. En México el caso es más reservado, pero también ha ido registrando tasas de crecimiento considerables.

Independientemente de los motivos personales o profesionales que te lleven a estudiar un programa de posgrado, puedes estar seguro que estás a punto de realizar una inversión de carácter prácticamente patrimonial. Invertir en capital intelectual y en formación personal y profesional es sin duda una de las mejores inversiones que podrás hacer a lo largo de tu vida por el retorno de inversión que ésta podría traerte con el paso de los años.

PUBLICIDAD

Prácticamente en todas las empresas, sobre todo en las que son de mayor tamaño y cuentan con políticas claras de desarrollo de carrera, ven a los programas de posgrado como una muy valiosa herramienta para que el empleado pueda conseguir un ascenso con una considerable mejora en el sueldo, sin embargo, no son una garantía porque las empresas buscan personas que además de tener los conocimientos y habilidades técnicas puedan resolver problemas y logren ejecutar las estrategias de la compañía con una gran precisión. Es justamente aquí donde el perfil personal de gran empuje, voluntad y hambre de capitalización de conocimientos entra en juego.

Es importante mencionar que un considerable número de personas que estudian una maestría no lo hacen por obtener una mejora en su sueldo corporativo, sino porque durante su formación profesional no tuvieron la oportunidad de aprender sobre estos temas y hoy se ven en la necesidad de formarse para poder hacer frente a los restos personales y profesionales de manera más contundente.

En este sentido, Posgrados Anáhuac nos comparte cinco aspectos relevantes que, como aspirante a posgrado, debes valorar durante tu toma de decisión. “No importa cuál sea el caso, lo verdaderamente importante es que estudiar una maestría significa abonar valor a tu formación como persona y como profesional que sin duda servirá para que puedas capitalizar más y mejores oportunidades que posiblemente no hubieran llegado antes de obtener tu grado de maestro”, señala la institución.

Sin duda, resulta relevante exponer y sintetizar los principales motivos que te llevarán a plantearte seriamente el proyecto de estudiar un posgrado en alguna de las universidades y escuelas de negocios de mayor prestigio de nuestro país.

  1. Ser más competitivo. Una buena formación te permitirá mantenerte actualizado en muy diversos temas y te formará en habilidades y técnicas que te permitirán afrontar con mayor seguridad los retos y decisiones que tendrás que tomar en tu trabajo.
  2. Asumir un rol de liderazgo. Mejores estudios y más conocimientos te permitirán aportar más al momento de tener que tomar decisiones y eso te llevará a posicionarte poco a poco como un líder dentro del área en la que laboras y en la que lógicamente serás más visible como responsable de proyectos importantes.
  3. Diferenciarte en un mercado tan competido. En México, cada vez hay más personas que tiene la posibilidad de estudiar una licenciatura y eso significa que la competencia laboral dentro de las empresas se hace cada vez más dura. Es justamente por lo anterior que debes plantearte seriamente la idea de estudiar una maestría para que puedas sobresalir y diferenciarte del amplio mercado de licenciados y entres al mercado de especialistas y maestros.
  4. Medir tus conocimientos y capacidades. Estudiar una maestría te permitirá hacer un comparativo de tus conocimientos y habilidades con un grupo de personas que comparten un perfil muy similar al tuyo. Este ejercicio es muy enriquecedor cuando estas abierto a aprender de las experiencias y conocimientos de otros.
  5. Crecer y mejorar tu red de contactos. Estudiar un posgrado te permitirá estar en contacto con personas de extraordinario perfil profesional y personal que seguramente se convertirán no solo en tus amigos sino en un escaparate para tus habilidades y talentos. Es muy importante que logres capitalizar estos contactos en una red de negocios y apoyo profesional porque sin duda te servirán para salir adelante toda la vida.

 

Siguientes artículos

Verificado 2018, la respuesta a las fake news
Por

Con la participación de más de 60 medios, la iniciativa buscará verificar que los electores tengan fuentes confiables de...