Es casi un hecho que el CEO y presidente de JPMorgan Chase logrará vencer hoy, en la reunión del consejo del banco, a quienes buscan separar sus funciones para llevar a un director independiente.

 

Por Halah Touryalai

 

PUBLICIDAD

Después de mucha incertidumbre, parece que los accionistas de JPMorgan Chase han votado en contra de una propuesta que habría separado las funciones del CEO y presidente del banco.

Los resultados no han sido anunciados oficialmente, en la muy esperada reunión de accionistas del banco, en Tampa, Florida, pero todo indica que Jamie Dimon se mantendrá como presidente y director general, funciones que ha ocupado desde 2006. Esto pondría fin a la especulación sobre el futuro del banco bajo Dimon.

En los últimos meses, los accionistas que buscaban traer a un presidente independiente argumentaron que la división permitiría una mejor gobernanza del banco.

En la junta de accionistas de hoy, Lisa Linddsley, de la AFSCME (American Federation of State, County and Municipal Employees), cuyo grupo propuso la división, dijo que la propuesta no fue diseñado como un referéndum sobre el desempeño de Dimon como CEO,  y añadió:

“Ninguna persona jamás debe ser indispensable (…) la gestión corporativa no es un concurso de personalidad.”

Otro accionista dijo que aunque los inversionistas aprecian el buen desempeño líder de JPM, advirtió que el banco también es líder en problemas de regulación. Las cuestiones reglamentarias le han costado al banco 16,000 millones de dólares (mdd) desde 2009, dijo. “Nombrar un presidente independiente no sería una fórmula mágica, pero sería un paso”, agregó.

Al final, sin embargo, los accionistas se pusieron del lado de Dimon y el consejo, permitiendo que las funciones de CEO y presidente permanezcan como una sola. ¿Por qué? Por un lado, se especuló que Dimon podría dejar el banco prematuramente si el papel presidente le fuera retirado. Eso sería un gran problema para el banco, ya que hay pocas personas en JPM que pudiera hacerse cargo de esa responsabilidad.

Otra razón: Eche un vistazo a los números. JPM ha visto ganancias récord para los últimos tres años y ni una sola pérdida trimestral durante la gestión de Dimon. El consejo del banco y la gerencia se ha apresurado a señalar ese positivo desempeño. El analista Mike Mayo ha dicho las acciones del banco se colapsarían un 10% si Dimon se va.

Las acciones del banco han subido un 1.7% desde esta mañana.

 

Siguientes artículos

Reino Unido podría obligar a Cemex a vender plantas
Por

La Comisión de la Competencia, indicó que el mercado del cemento está demasiado concentrado en cuatro compañías, por lo...