La empresa minorista recortará 250 empleos corporativos y cerrará 175 tiendas en América del Norte. ¿A qué responde esta fuerte reestructuración?

 

Por Maggie McGrath

PUBLICIDAD

Tras meses consecutivos de ventas decepcionantes –las ventas a tiendas iguales de abril cayeron 15%, mientras que las de mayo cayeron 6%, una disminución dos veces mayor que la informada por la compañía en mayo de 2014–, The Gap Inc. entrará en modo de reestructuración. La minorista anunció que en un esfuerzo por “construir para el futuro”, cerrará tiendas y recortará empleos en su sede corporativa.

Citando el deseo de impulsar mejoras en la productividad, Gap dijo que cerrará 175 tiendas especializadas en América del Norte “en los próximos años”, aunque 140 cierres se producirán durante el año fiscal 2015. La compañía dijo que, paralelamente a este movimiento, cerrará un número limitado de tiendas europeas durante el mismo periodo, pero los cambios no afectarán las tiendas Gap Outlet y Gap Factory.

La minorista también recortará puestos de trabajo en su oficina corporativa: Gap dijo que, “para acelerar la capacidad de toma de decisiones”, la fuerza de trabajo en su sede verá una reducción de plantilla de 250 personas. Se espera que estos recortes también tengan lugar durante el año fiscal en curso.

“Devolver a la marca Gap al crecimiento ha sido la principal prioridad desde mi nombramiento hace cuatro meses, y Jeff y su equipo tienen un gran sentido de urgencia para este trabajo”, dijo el CEO de Gap Art Peck en un comunicado el lunes por la tarde. “Los clientes están cambiando rápidamente su forma de comprar hoy, y estos movimientos ayudarán a llegar a Gap a donde sabemos que merece estar, a la vista de los consumidores.”

Jeff Kirwan, presidente global de Gap, añadió: “Estas decisiones son muy difíciles, sabiendo que afectarán a muchos de nuestros valiosos empleados, pero estamos seguros de que son necesarias para ayudar a crear un futuro ganador para nuestros empleados, nuestros clientes y nuestros accionistas.”

La minorista espera ver una pérdida anual de 300 mdd como resultado de los cierres de tiendas; los ahorros anualizados, por su parte, se espera que sean de aproximadamente 25 millones de dólares a partir de 2016.

Se espera que los costos únicos antes de impuestos, como resultado de la reestructuración, se ubiquen en el rango de 140 a 160 millones. Estos cargos únicos representan cosas como adquisiciones de arrendamiento, pérdidas de inventario y costos relacionados con los empleados asociados con los cambios. Los cargos –que se traducen en un impacto de ganancias por acción de 21 a 24 centavos por acción– se verán reflejados, principalmente, en el segundo trimestre fiscal de 2015.

Excluyendo los cargos de una sola vez, Gap reafirmó su orientación para todo el año de ganancias de 2.75 a 2.80 dólares por acción.

Tras la publicación de las noticias de reestructuración, las acciones de Gap cerraron la sesión regular del lunes con una pérdida de 0.22%.

 

Siguientes artículos

Mujeres directivas tienen lento progreso y siguen marginadas
Por

Foro #MujeresPoderosas. La representación femenina en los consejos directivos, aunque va al alza, no se traduce en la pr...