Los altos costos por ciberataques a Java han hecho que Oracle mire a un negocio que cada año contribuye con más de 2,000 millones de dólares a sus ingresos: los servicios en la nube.

 

Cada que juegas Candy Crush en tu smartphone, abres una fotografía, reproduces una canción o retiras dinero del cajero automático ocupas Java, la plataforma de lenguaje de programación que hace que funcionen todas estas aplicaciones.

Sin embargo, de unos años a la fecha, este lenguaje de programación ha dejado de ser el producto estrella de Oracle debido a que se ha vuelto vulnerable a toda clase de ciberataques, lo que ha puesto en riesgo millones de datos de usuarios y compañías en todo el mundo.

PUBLICIDAD

Las pérdidas millonarias de empresas por la violación en sus sistemas basados en el lenguaje de programación y los altos costos que ha representado para Oracle blindar a Java, son algunas de las razones que han propiciado que la empresa mire a otras propuestas más seguras y rentables, como los servicios Cloud (servicios en la nube).

En 2010, Java registró el mayor número de ataques. Hasta el tercer trimestre de ese año, se reportaron 6.5 millones de vulnerabilidades al sistema, de acuerdo con un reporte realizado por Microsoft.

Incluso, los gigantes tecnológicos fueron presa de los ciberataques tres años más tarde. Facebook, Twitter y Apple admitieron ser víctimas de amenazas debido a que las redes de sus sistemas internos habían sido vulneradas. Los ataques tuvieron relación en varios elementos, pero todos coincidían en los fallos de seguridad en Java.

En promedio, cada año cuesta 30 millones de dólares crear parches de seguridad para Java, mientras que los ataques informáticos ocasionan pérdidas a la economía global por entre 375,000 y 575,000 mdd, según un informe realizado por el Center for Strategic and International Studies en conjunto con la empresa de seguridad McAfee.

“Estamos viviendo una época en la que todo se mueve a través de la tecnología. Plataformas como Java han ayudado a facilitar el uso de los dispositivos, pero también los ha hecho más vulnerables. En Oracle hemos trabajado en el desarrollo de tecnología para proteger a los usuarios y a las empresas de vulnerabilidades, pero todavía nos enfrentamos con grandes retos”, admite Luiz Meisler, vicepresidente ejecutivo de Oracle para América Latina, en entrevista con Forbes México.

El ejecutivo asegura que a pesar de los ataques a los que ha estado expuesto el lenguaje de programación, su popularidad se ha mantenido. Desde su lanzamiento en 1995, más de nueve millones de desarrolladores han ocupado el lenguaje de programación y en la actualidad Java opera en más de 7,000 millones de dispositivos en todo el mundo, así como en 3,000 millones de teléfonos móviles.

En 2009, Oracle alcanzó un acuerdo para comprar Sun Microsystems por una cifra estimada en 5,600 mdd. Con la adquisisión, la empresa estadounidense adquirió la tecnología Java y el sistema operativo Solaris.

Desde 2013, Oracle comenzó una estrategia para mejorar la seguridad de Java. Las soluciones a las que más ha apostado para blindar Java son la implementación de los parches de seguridad y su actualización. Sin embargo, Adam Gowdiak, investigador de Exploraciones de Seguridad de Polonia, ha descubierto fallas en la plataforma y ha denunciado que las actualizaciones que ha implementado Oracle para solucionar los inconvenientes no han sido suficientes.

“No es la primera vez que las investigaciones y análisis de Oracle sobre los problemas de seguridad han sido insuficientes. No nos atrevemos a decir a los usuarios que es seguro activar de nuevo Java”, escribió en 2013 en una publicación en el sitio de internet que dirige.

 

Servicios Cloud: el as bajo la manga

La nueva estrategia de Oracle está enfocada en los negocios de bases de datos y en la transformación de almacenamiento de datos tradicionales hacia los servicios Cloud.

Esta clase de servicios ayudan a procesar y almacenar de manera masiva datos en servidores de empresas y usuarios.

Los servicios Cloud se han convertido en la carta fuerte de Oracle. De 2012 a 2015, el negocio de la nube ha crecido a un ritmo de 2,300 millones de dólares (mdd) al año en ingresos a nivel global, según datos de su último reporte trimestral.

En comparación con Amazon y Microsoft, sus principales competidores en el segmento, Oracle aún tiene mucho trabajo por realizar, ya que los gigantes han logrado 6,300 mdd cada uno en ingresos por la nube.

Pese a que el crecimiento de los servicios Cloud de Oracle son menores en contraste con sus homólogos, Shaw Price, vicepresidente de Oracle Cloud, es optimista: “Los servicios Cloud están transformando a las compañías. Cada día más empresas adoptan esta clase de servicios con el objetivo de hacer más ágil y moderna su infraestructura. El caso de México no es la excepción.”

En este sentido, Price revela que en la actualidad, más de 70 millones de personas ya cuentan con acceso a las aplicaciones en la nube de Oracle, lo que les ha ayudado a reducir costos en instalaciones.

“Los servicios Cloud han mejorado la vida de las personas y de las empresas. Antes, almacenaban toda su información de manera física, lo que les restaba tiempo y recursos”, asegura el vicepresidente de Oracle Cloud.

Destaca que en México esta clase de servicios han despertado un gran interés en las empresas, en especial, las relacionadas con el sector en telecomunicaciones y energético, industrias que la firma considera de gran potencial ante las reformas en telecomunicaciones y energética.

 

Foco en las reformas

Oracle cuenta con 27 años de presencia en México. El mercado mexicano es el más importante en América Latina después de Brasil. Por ello, Javier Cordero, presidente y director general de Oracle México, ve una gran oportunidad de desarrollo, en especial con la apertura del sector en telecomunicaciones y energético.

La entrada de servicios y bases de datos, operadores de telefonía móvil y sistemas de facturación, son algunos de los servicios que han atraído la inversión tecnológica para Oracle en México.

En el último año, los ingresos de Oracle han crecido más de 20% en México, en donde el gasto público y sectores, como el de telecomunicaciones, han sido clave para el crecimiento de la empresa.

Oracle cuenta con una red mundial de centros de datos integrada por 19 instalaciones. El último se inauguró en agosto de 2015 en Brasil.

Asimismo, la empresa tiene tres centros de desarrollo ubicados en Estados Unidos, India y México. Para el caso de México, el centro se inauguró en abril de 2011 y se localiza en Guadalajara, Jalisco.

“Las reformas han generado una oportunidad de negocio importante para Oracle. El crecimiento que reportamos en el último año en México fue gracias a las reformas. Cualquier compañía y usuario de telefonía en este país pasan por tecnología Oracle. Somos el proveedor número uno”, asegura Cordero.

El ejecutivo explica que durante los últimos cinco años, la compañía ha invertido más de 6,000 mdd al año para generar innovación tecnológica.

Aunque los servicios Cloud de Oracle son relativamente nuevos en el mercado mexicano, los tres directivos mantienen altas expectativas para el segundo mercado más grande de la empresa en América Latina.

Desde la perspectiva de Cordero, las reformas en México abren un desafío para Oracle, pero también una oportunidad de apoyar a las empresas a cumplir con sus objetivos. “Van a potenciar la economía hacia adelante, van a motivar a la industria y, por ende, se atraerá mayor inversión extranjera directa, habrá una mayor competencia, lo que beneficiará a los precios y los consumidores tendrán más opciones para escoger.”

 

Siguientes artículos

EU aprueba intercambio de exportaciones petroleras con México
Por

Un alto funcionario dijo que el Departamento de Comercio está decidiendo favorablemente sobre una serie de solicitudes p...