Lo más importante: La popular aplicación gratuita de comercio de acciones Robinhood ha experimentado dos interrupciones importantes en las últimas 24 horas. Esto ha dejado a los comerciantes frustrados, muchos de ellos jóvenes, quienes sintieron que se perdieron la histórica recuperación del mercado de ayer.

Algunos incluso amenazaron con aplicar acciones legales. A medida que el Dow perdió otros 788 puntos ayer, algunos inversionistas buscaron el fondo del mercado, sin embargo, “comprar la caída” no es tan fácil como parece.

“No trataría de correr riesgos con mi dinero a corto plazo”, explica Blair DuQuesnay, un planificador financiero certificado con Ritzhold Wealth Management. En cambio, DuQuesnay recomienda establecer un promedio de costos en dólares, una forma de automatizar las contribuciones de inversión, para ayudar a sus clientes a mantenerse disciplinados.

Si bien la estrategia de “comprar el baño” ha funcionado en el pasado, DuQuesnay dice que se mantendrá alejado porque un mercado a la baja siempre podría estar a la vuelta de la esquina.

Foto: Austin Distel/Unsplash

¿Deberían los inversores jóvenes abrir sus carteras en medio de la volatilidad del mercado? La respuesta es corta y sencilla: “No deberían hacerlo para ser completamente honesto”, dice Adam Grealish, director de inversiones de Betterment.

No te pierdas: Peso y bolsas vuelven a tropezar por culpa del coronavirus

Los inversionistas más jóvenes quienes tienen décadas para acumular riqueza están mejor si continúan sus contribuciones regulares a sus carteras y dejan que su dinero trabaje con el tiempo. “El mayor determinante del éxito de la inversión es el tiempo que llevas en el mercado, no el momento del mercado”, aclara Grealish.

Mientras Robinhood funciona nuevamente y le permite a inversionistas hacer apuestas sobre acciones individuales, vale la pena recordar que un aburrido fondo índice es probablemente una mejor manera de resistir a esta volatilidad.

El fondo de índice S&P 500 está bien preparado para lidiar con el coronavirus ya que fue diseñado para rastrear los cambios en la economía, algunos de los cuales pueden ser acelerados por el brote.

Grandes números: En los últimos 30 años, el rendimiento anual promedio del S&P 500 fue del 8.8%, luego de ajustarse por la inflación. Si bien los rendimientos pasados ​​ciertamente no predicen ganancias futuras, Grealish aconseja que “elegir y apostar en acciones individuales para la mayoría de los inversionistas, no es una estrategia ganadora”.

Contexto: Durante esta semana, los mercados comenzaron su peor racha de pérdidas de siete días desde la crisis financiera de 2008. Como un paso importante, el lunes recuperaron más de 1 billón de dólares en el valor de mercado, ante esto la aplicación Robinhood dejó de funcionar durante 17 horas a causa de un “problema con una parte de la infraestructura que dio como resultado la interrupción”, dijo un portavoz de Robinhood.

Robinhood también anunció que no se habían perdido los datos o fondos de clientes. Sin embargo, los mercados cayeron una vez más el martes luego de que la Reserva Federal anunciara que recortaría las tasas de interés en 50 puntos básicos para ayudar a mitigar el daño económico causado por la propagación global del coronavirus.

Recordemos que Robinhood fue pionero en ofrecer  el comercio de acciones, sin comisiones, para sus clientes. A medida que la popularidad de la la aplicación creció, las principales corredoras de bolsa como Charles Schwab y TD Ameritrade también lo hicieron y dejaron de pagar sus comisiones por el comercio de acciones y ETF durante el año pasado.

Te puede interesar: Peso y bolsa toman respiro tras sufrir fuertes pérdidas por coronavirus

 

Siguientes artículos

crisis financiera coronavirus
Mexico debería bajar sus tasas de interés, recomienda el Instituto de Finanzas Internacionales
Por

Debido al brote de coronavirus en China y Estados Unidos, la economía global se expandiría sólo 1%, cifra similar a la d...