Spoiler alert! Al igual que The Walking Dead, Game of Thrones está eliminando a varios de sus personajes principales, una tendencia que podría ir en aumento en los próximos años.

 

Por Dorothy Pomerantz

 

PUBLICIDAD

NOTA: ESTE ARTÍCULO CONTIENE SPOILERS DEL PENÚLTIMO EPISODIO DE GAME OF THRONES. SI, POR ALGUNA RAZÓN, TE INTERESA EL PROGRAMA Y AÚN NO SABES LO QUE OCURRIÓ EL DOMINGO ANTEPASADO, ESTE POST NO ES PARA TI.

El episodio de la semana antepasada Game of Thrones fue una locura. No tienes que saber cómo es la vida más allá del muro o de un inmaculado para apreciar el hecho de que los productores mataron a dos (posiblemente tres) de los personajes principales en un sangriento golpe. The Red Wedding (La boda roja, como se conoce a la masacre) dejó los fans tambaleándose.

Y el programa tiene más seguidores que nunca. De acuerdo con un análisis realizado por Vulture, esta temporada de Juego de tronos es la segunda temporada de mayor audiencia para un programa de HBO después de Los Soprano, en 2004. Esa es una gran noticia para HBO, de Time Warner, que no se basa en el nivel de audiencia para la venta de publicidad, como lo hace cualquier televisora, sino que todavía necesita a los espectadores de televisión de paga para financiar sus costosas producciones.

Es seguro decir que una gran parte del atractivo para los fans de Juego de tronos es que sabemos que cualquiera de nuestros queridos personajes podría morir en cualquier momento. Lo supimos desde el momento en que nuestro héroe, Ned Stark, perdió la cabeza al final de la temporada 1.

Ese conocimiento, que la muerte está al acecho de todos los personajes, sube la tensión y nos mantiene alerta.

Pero para los ejecutivos de televisión tratando de reinar en los costos, hace algo mejor, mantiene los costos del elenco a raya.

Lo que ocurre en la mayoría de programa de televisión es que al elenco se le paga una pequeña cantidad (para los estándares de la televisión) por la primera temporada, a menos que haya grandes celebridades a bordo. Luego, cuando el espectáculo comienza a tener éxito, el elenco comienza a exigir más y más dinero y más de los dólares derivados de la lucrativa retransmisión. Los miembros del reparto comienzan a tener gran influencia y la usan. Actualmente estamos trabajando en las cifras de ganancias para nuestra lista de 100 Celebridades y las estrellas de Friends todavía figuran a pesar de que la serie fue cancelada en 2004.

Para mantener el presupuesto en números negros y a los aficionados pendientes, sugiero que más programas de televisión adopten la mentalidad de que cualquiera podría irse.

Ha funcionado de maravilla para The Walking Dead. Como Game of Thrones, The Walking Dead se basa en una obra existente (en este caso una serie de cómics). Así, en algunos casos, las estrellas pueden adivinar si se van a ir y cuándo la harán.

Pero los productores han modificado con toda libertad el material original en muchas de las partes, así que realmente, nadie está a salvo. La única persona que yo creo que no podía ser asesinado en The Walking Dead es Rick y para decir verdad, hasta él podría irse y el programa seguiría siendo magnífico.

Nadie en ese programa de éxito increíble puede exigir más dinero. Si AMC no quiere pagar, ese personaje simplemente podría cumplir prematuramente su destino a manos de uno de los muchos zombies en el programa.

Game of Thrones está más apegado al material original (creo) así que los miembros del reparto y sus agentes probablemente están muy conscientes de cuándo es el momento de empezar a buscar el próximo proyecto. Los actores que interpretan a Robb y Catelyn Stark ya tienen un nuevo trabajo.

Pero creo que las cadenas de televisión deben comenzar a buscar activamente más obras para programas con personajes desechables. Sería una victoria para todos.

 

Siguientes artículos

Las acciones de Facebook son más baratas que las de Google, pero no deberían
Por

De acuerdo a un nuevo análisis, las perspectivas de crecimiento de la red social son más que positivas y podrían impulsa...