El año que recién terminó dejó carretadas de dinero para los grandes estudios, esa tendencia es difícil de mantener ¿o no?

 

Por Dorothy Pomerantz

 

PUBLICIDAD

Habiendo cerrado 2013, es justo decir que fue un gran año para el cine. No sólo hubo una gran cantidad de buenas películas (12 Years a Slave, Gravity, American Hustle), sino que a la taquilla le fue muy bien en Estados Unidos, donde gastaron 11 millones de dólares (mdd) en boletos el año pasado, según Box Office Mojo.

Ese fue un leve aumento con respecto a 2012, pero parece que la taquilla no continuará creciendo en 2014. El analista de medios Benjamin Mogil, de la firma de inversión Stifel, predice que la taquilla bajará 4% este año debido a un menor número de éxitos de taquilla programados para llegar a las pantallas.

Es probable que las grandes películas de este año sean secuelas como The Amazing SpiderMan 2, Capitain America: The Winter Soldier y las próximos entregas de The Hunger Games y The Hobbit. Pero un programa menos atractivo podría beneficiar a algunas películas menos obvias Menos películas en el calendario significan que cada película tendrá la oportunidad de seguir ganando dinero durante más semanas.

La película Divergent, de Lions Gates, podría llegar a ser una de las grandes ganadoras del 2014. Los estudios han luchado para encontrar una franquicia para adultos jóvenes que pueda tener el éxito al nivel de Twilight y The Hunger Games. Beautiful Creatures, Mortal Instruments y Ender’s Game fallaron en ese cometido.

Muchos creen que Divergent tiene una mejor oportunidad. La película, que llegará a los cines en marzo, ya está haciendo mucho ruido en redes sociales. Si la película resulta un éxito, Lions Gate tendrá otra franquicia rentable entre manos. Lions Gate es el mismo estudio también detrás de The Hunger Games.

El calendario también podría beneficiar a DreamWorks Animation El estudio tuvo dos películas en 2013: Turbo y The Croods, pero tiene tres películas este año: Mr. Peabody y Sherman, How to Train your Dragon 2 y Home. Mogil dice que las películas tendrán periodos de exhibición de cinco, cinco y nueve semanas, respectivamente, lo que debería dar a cada película grandes cantidades de dinero en la taquilla.

Si se confirma la baja en la taquilla este año, el alza regresaría en 2015. Grandes películas como Fast & Furious 7, la próxima película de Star Wars y la segunda película de The Avengers ya están programadas para ese año, lo que podría hacer más difícil brillar para las pequeñas películas.

[youtube id=”sutgWjz10sM” width=”620″ height=”360″]

 

Siguientes artículos

Netflix y AMC aceleran la guerra de la TV
Por

Es una era de oro para la televisión, eso no lo puede negar nadie, y nosotros como espectadores somos los principales be...