Documentos filtrados sobre el estado financiero de la compañía sugieren que a pesar del bombo que la rodea, está lejos de ser rentable.

 

Por Brian Solomon

No es ninguna sorpresa que Uber está creciendo, o que pierde dinero. Lo que es sorprendente es la magnitud de ambos casos.

PUBLICIDAD

El lunes, The Information publicó documentos financieros confidenciales que Uber preparó para inversionistas el año pasado. Los números –vigentes a la primera mitad de 2015– muestran que la compañía crece rápidamente, superando a su rival Lyft. Y, sin embargo, Uber también quema grandes cantidades de efectivo a un ritmo más acelerado que nunca.

Empecemos con la parte en que el negocio de Uber va bien. Los documentos muestran que Uber tuvo solicitudes brutas (tarifas totales cobradas a los clientes de la app antes que los conductores se llevaran su comisión) de 3,630 millones de dólares (mdd) durante el primer semestre de 2015. Eso es un aumento frente a los 2,930 mdd de todo el año previo. Así, en general, el negocio de Uber es sólido: a menos que esas cifras hayan caído en el segundo semestre de 2015, es probable que haya más que duplicado esta métrica con respecto al año anterior.

1

De hecho, Uber parece haber estado creciendo a una tasa de alrededor de 40% cada trimestre consecutivo. Desde el primero hasta el segundo trimestre de 2015, las solicitudes brutas aumentaron de 1,500 millones a 2,130 millones.

Sin embargo, las reservas brutas no son lo mismo que ingresos netos, que se ubicaron en 663.2 mdd en el primer semestre de 2015, en comparación con los 495.3 millones de dólares en todo 2014. Esa es la cantidad que Uber recibe en realidad antes de costos, pero después de pagar a los conductores su parte y descontar las promociones, incentivos al conductor y mucho más. Por ejemplo, Uber pagó 2,720 mdd a los conductores contratistas en el primer semestre de 2015, justo debajo de 75% de las solicitudes de servicio.

2

Esos incentivos adicionales para alentar a los conductores y a los usuarios para que usen Uber se está comiendo los ingresos totales de la startup. Las promociones y reducciones de precios le costaron 57.3 mdd durante todo 2014, y 72 millones en el primer semestre de 2015. El porcentaje de las solicitudes hechas gracias a esas promociones también creció, de 1.5% en el primer trimestre de 2015 a 2.4% en el segundo trimestre. Algo similar ocurrió con los incentivos para los conductores. Lo que sumó 86.6 mdd en 2014 (3% de las solicitudes) aumentó a 130.1 mdd en el primer semestre de 2015 (3.6% de las solicitudes).

Mientras tanto, los gastos operativos van al alza. Uber gastó casi tanto en las operaciones y apoyo (159.1 mdd) en el primer semestre de 2015 como lo hizo en todo 2014 (159.9 mdd). Es lo mismo para los gastos generales y administrativos: Los 177.7 millones de 2014 crecieron a 178.7 mdd en el primer semestre de 2015.

Los costos de marketing e investigación están creciendo aún más rápido. Ventas y marketing, la categoría con el gasto más grande de Uber, registró 246 mdd durante 2014. La categoría creció a 295 mdd sólo durante el primer semestre de 2015, y se disparó a más del doble sólo del primer trimestre (98.2 millones) al segundo (196.8 mdd). Los gastos de investigación y desarrollo también crecieron a 94.7 mdd en el primer semestre de 2015 desde sólo 65.9 millones durante todo 2014.

3

La compensación basada en las acciones también resulta un gran gasto para Uber, aunque probablemente sea más dependiente de las fases de contratación y selección de personal. La compañía gastó 153.2 mdd en acciones de compensación sólo en el primer trimestre de 2015, pero esa cifra bajó a 13.2 millones en el segundo trimestre.

En general, Uber sigue siendo muy poco rentable, considerando los datos mostrados en estos documentos. Las pérdidas GAAP (ingresos netos menos el costo de los ingresos, los gastos operativos y otros gastos) ascendieron a 671.4 mdd en 2014. Esas pérdidas crecieron a 987.2 mdd en el primer semestre de 2015.

4

Tales pérdidas gigantescas llevarían a la mayoría de las empresas a la quiebra, pero no a Uber, una startup con el financiamiento de riesgo privado más grande del mundo que ha levantado más de 9,000 mdd de los fondos, incluyendo 2,100 millones en una ronda pública celebrada en diciembre. Esas arcas rebosantes le permiten crecer con un motor alimentado por dinero y continuarán haciéndolo en el futuro previsible. El efectivo y los equivalentes de efectivo se incrementaron de 1,960 mdd a finales de 2014 a 4,150 mdd a mediados de 2015.

5

Un portavoz de Uber no respondió a una solicitud de comentarios.

 

Siguientes artículos

ICA logra acuerdo con inversionista sobre activos inmobiliarios
Por

La constructora no develó el nombre del inversionista ni dio más detalles sobre la transacción y dijo que informará al m...