El Año Nuevo está cerca y es una excelente oportunidad para proponerte una mejor administración de tu dinero.

En Estados Unidos presentan los salarios, los intereses de las tarjetas de crédito y los costos de los créditos con cifras anuales. Mientras que, en México, hacemos nuestros cálculos mensualmente.

Ver tu salario de manera anual o mensual afecta la manera en la que manejas tu dinero.

Imagina que recibes un aumento de 31,200 pesos al año. Una buena cantidad que puedes usar para el pago de deudas, ahorrar o irte de vacaciones. Ahora, imagina que tu aumento será de 2,400 pesos al mes. ¿Te alcanzará para pagar esa deuda? ¿Ahorrar o pagar tus vacaciones de lujo? Probablemente no.

PUBLICIDAD

Aunque el aumento es el mismo, la perspectiva del tiempo lo cambia todo. Si ves tu aumento en términos mensuales, será más fácil gastarlo; al final del año descubrirás que, de los 31,200 pesos que recibiste sólo le diste un buen uso a una pequeña parte.

Aquí te dejo tres consejos para cambiar tu perspectiva:

  • Considera tus ingresos anuales. ¿Cuál es tu salario al año? ¿Habías pensando alguna vez en cuánto dinero recibes en 12 meses? ¿Qué podrías hacer con ese dinero? Conocer tu ingreso anual ampliará tu perspectiva al elaborar tu presupuesto del siguiente año. Esto te ayudará a identificar si puedes comprar un auto o liquidar una deuda. Al saber exactamente cuánto dinero ganas al año, podrás planear tus gastos del 2017 de una manera más precisa.
  • Calcula tus deudas en versión anual. Vas a comprar una computadora a meses y las mensualidades son de 600 pesos por 24 meses. Al año pagarías 7,200 pesos y tu deuda total tendría un costo de 14,400 pesos. Pero, el precio de tu computadora es de 11,400 pesos. Estarías pagando 3,000 pesos solo por el financiamiento del aparato. ¿No sería mejor ahorrar un par de meses para comprar la computadora? ¿O prefieres pagarla a meses sin intereses durante dos años? Los expertos en finanzas recomiendan que el pago de tus deudas no supere el 30% de tu ingreso. ¿Estás seguro de aportar solo un 10% al pago de tu crédito? Si tu presupuesto te permite dar un poco más, ¡hazlo! Podrás acabar con ese compromiso en menos tiempo y tener más dinero disponible para el futuro.
  • Analiza tus gastos de manera anual. Gastar 500 pesos a la semana en gasolina es un gran gasto. Pero descubrir que al año le echas 24,000 pesos a tu coche suena excesivo. ¿Estás seguro de que quieres usar el auto con tanta frecuencia?

Aplica este ejercicio con tus gastos recurrentes y encuentra aquellos que se quedan con una buena parte de tu dinero. Tal vez no puedes eliminarlos de raíz, pero sí reducirlos para tener más efectivo disponible.

Identificar tus ingresos, gastos y costos al año te ayudará a tener una idea más clara sobre tus finanzas personales y cómo estás situado. No hagas tu presupuesto basándote en una pequeña parte de lo que recibes, mejor utiliza el total. Así podrás tomar mejores decisiones financieras.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ComparaGuru

Facebook: ComparaGuru

Blog: ComparaGuru.com

Página web: ComparaGuru.com

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Reducir costos, el nuevo guión de TV Azteca
Por

La segunda televisora del país fue alcanzada por el tsunami digital el año pasado, así que recortó gastos y ya puede res...