El dióxido de carbono (CO₂) detectado en la capa helada de “Europa”, una de las lunas de Júpiter, se origina en su océano subterráneo salado, lo que sugiere la posibilidad de vida.

Así lo recogen dos estudios paralelos publicados hoy en la revista Science que han tomado como referencia las observaciones del telescopio espacial James Webb (JWST).

Estudios anteriores habían advertido la presencia de CO₂ en la capa de hielo existente en la superficie de “Europa”, pero no habían podido concluir si el CO₂ había llegado hasta allí por el impacto de un meteorito u otra interacción externa, o era propio de esta luna de Júpiter.

Las dos investigaciones conocidas hoy han visto que “Europa” posee un océano de agua salada oculto bajo su corteza de hielo, y que este CO₂ que hay en su superficie viene de ahí.

Al ser el CO₂ uno de los gases biológicamente esenciales, estos hallazgos abren la posibilidad a la existencia de vida en la luna “Europa”.

Te recomendamos: Descubren ácido carbónico en el espacio, componente básico para el origen de la vida

En uno de los estudios, los astrónomos Samantha Trumbo (Universidad Cornell) y Michael Brown (Instituto Tecnológico de California) vieron que el CO₂ presente en uno de los terrenos más jóvenes de la superficie de “Europa” procedía de una fuente interna, es decir, que se formaba en el océano bajo la capa de hielo de “Europa” y que salía a la superficie en una escala de tiempo geológicamente reciente.

En el otro, dirigido por el astrónomo del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, Gerónimo Villanueva y sus colegas, los investigadores descartaron que este CO₂ existente en la capa de hielo de “Europa” procediera del impacto de agentes externos, como meteoritos, y confirmaron también que su origen era ese océano existente bajo el hielo.

A raíz de estos hallazgos, “Europa” será prioridad en la búsqueda de vida en otros lugares del Sistema Solar, según informa en un comunicado la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia (AAAS, por sus siglas en inglés).

Una de las siguientes líneas de investigación será la evaluación de la composición química de este océano profundo en la luna de Júpiter, incluyendo la abundancia de elementos biológicamente esenciales como el CO₂, porque de ello dependerá la habitabilidad. 

Con información de EFE

Poco texto y gran información en X, ¡síguenos!

 

Siguientes artículos

neuronas mapa mamíferos
Animales marinos diminutos revelan el origen de las neuronas
Por

Un estudio dio cuenta que los placozoos, animales marinos diminutos, son de los principales linajes de especies como las...