Hacernos verdaderamente útiles, nos atraerá clientes con lealtad a nuestra marca, y nos dará la oportunidad de percibir mayores ganancias. Y en este artículo te diré por qué.

Una de mis leyes de negocios es: Servir más para ganar más. Cuestión que estamos viendo actualmente como motor y clave para los negocios de la nueva era.

No hay nada más lucrativo que servir. Porque el principio, ahora es el fin último. Y todos los que quieran sobrevivir en el mercado tienen que comenzar por volverse increíblemente útiles con sus productos y sus servicios.

No importa que el producto seas tú mismo, no importa incluso si eres o no emprendedor, pues hasta siendo empleado entre más útil seas mayor oportunidad tendrás para exigir más. Y esta ley te llevará a crecer.

PUBLICIDAD

Lee también: 4 claves para internacionalizar tu empresa exitosamente

La clave es simple: entre mayor utilidad práctica brindemos a los demás, mayor utilidad económica obtendremos.

Y te tengo que decir algo básico:

Tienes que servir mucho y servir bien. Servir ANTES, durante y DESPUÉS de que tu cliente saque el dinero de su bolsillo es la clave. Porque de otra manera no tardarás en quedarte atrás de tu competencia.

Sí, ahora las pymes, los profesionistas independientes y muchos nuevos modelos de negocio en línea y fuera de ella, lo están haciendo.

Cada día son más los negocios que ofrecen a manos llenas oportunidades, información, crecimiento, herramientas, formas de apoyo y otras estructuras informativas, incluso sin cobrar por ellas.

Las nuevas apps, y los recursos que ofrecen están superando los momentos de compra y esto está revolucionando el mercado de una manera sorpresiva y sorprendente.

La ganancia está suscitando seguidores de marcas, de personas, de pymes, etc. Porque muchos clientes allá afuera no están acostumbrados aún a que esto suceda, y se sienten verdaderamente atendidos, respaldados y apoyados, cuestión que piden a gritos a las grandes empresas, pero que les ha hecho voltear a ver a las pequeñas.

Muchas empresas pequeñas y hasta profesionistas independientes están solucionando con mejores resultados y un servicio más cercano, cosas que no están haciendo las grandes multinacionales.

Las estrategias informativas, las estructuras de promoción y muchas nuevas tendencias de mercado están explotando el principio de la reciprocidad, dándose cuenta de que este funciona y está haciendo sonar las cajas registradoras de muchas pequeñas empresas de servicios y productos.

Estos nuevos modelos de ganar-ganar se está convirtiendo en poder para quienes apuestan por este tipo de estructuras y estrategias. Porque al final sólo de servir y ser útiles se trata. Y muchos negocios están viendo resultado de ello, sobre todo en el área de servicios. La realidad es que las recompensas les están llegando por añadidura. Y esto sólo está suscitando una y otra compra. Porque incluso antes de comparte ya te están consumiendo. Y esa utilidad de tu producto o servicio se está notando.

¿Cómo hacer que estas estructuras te ayuden a ti también?

Primero debes comprender que lo más importante es llegarle a miles y miles de personas porque, como lo he dicho en otros artículos, las ventas son una fórmula matemática: entre mayor sea el número de personas a la que llegas de manera efectiva y con una comunicación eficaz y persuasiva, mayor será la posibilidad de que el número de clientes potenciales se traslade a tu lista de clientes cautivos.

Es una estructura de reloj de arena donde la base del reloj se debe aumentar, para que a su vez el reloj de arena tenga un mayor cuello al centro del mismo, y por lo tanto pasen más clientes cayendo a la pirámide de la facturación.

¿Cómo convertirte en una revolución en el mercado?

He notado que quienes brindan cada vez mayor beneficio, obtienen cada vez mayores respuestas. Tienes que volverte más arriesgado en la forma en la que apuestas por el principio de reciprocidad, pero hazlo desde una perspectiva de verdadera ayuda, porque esta sí funciona,

¿Cómo están atacando algunos negocios?

He estado ayudando a atacar con estas estructuras de comunicación estratégica a profesionistas independientes y los resultados han sido muy buenos. La base es primero ofrecer de manera desinteresada y absolutamente gratis un producto o servicio. Como sistema de atracción de clientes, generando con ellos la oportunidad de beneficiarse de múltiples formas con los propios productos y servicios en línea.

¿Qué esquemas estoy trabajando con algunas personas que ayudo, a revolucionar el mercado?

Con pequeños negocios estamos siendo arriesgados, con la única finalidad de ganar-ganar llegando al punto incluso de permitir que los propios clientes escojan el precio que pagarán por algunos productos o servicios. Con un esquema denominado “Pick your Price”

¿Qué está sucediendo con ello?

Empoderamiento a las personas, transfiriéndole el poder de decisión sobre el precio. Sé, de primera mano cómo esto está siendo revolucionario.

La idea detrás tiene una raíz mágica, beneficia lo suficiente, permíteles tener poder a quienes te compran, y que sea ellos los que decidan, porque al final del día “eres tan bueno” que eso se refleja en la forma de dar en abundancia.

Tú podrás pensar ¿Pero cómo es posible que les permitan escoger entre tres precios obteniendo el mismo producto?

Pues sucede que así es, ellos deciden, la empresa o el negocio sólo marca de alguna manera el precio recomendado, pero además les permiten a las personas pagar menos por ese mismo producto o servicio. Y las ventas se van incrementando.

Cuando la estrategia es buena, y lo que le brindan de manera gratuita funciona y funciona muy bien, suceden varias cosas la primera es que adquieren algo, con un precio menor (no importa, ya se volvieron clientes) y se suscitan cosas maravillosas:

1.-Agradecimiento

2.-Recomendación

3.-Nuevas compras

Porque en el nivel de percepción, al obtener un mayor beneficio y haber pagado menos de lo que esa persona cree que valía, hace que el principio de reciprocidad tienda a crecer. Lo que genera sin duda lealtad a la marca, por el mismo principio de reciprocidad.

Se ven mediante análisis cómo personas que antes elegían un producto o servicio vuelven a comprar y después de hacerlo un par de veces con el precio menor, eligen de manera libre y sin que nadie intervenga el precio medio. Todo por el simple principio de reciprocidad.

Te sorprenderías de ver como este tipo de modelos arriesgados y otros similares están revolucionando en otros países la idea de servir mucho más para ganar mucho más.

Por otra parte otro de los beneficios de un modelo como este es captar una cantidad de clientes que originalmente se salían del rango de posibilidad de adquirir el producto o servicio por su precio. (No podían costearlo o al no saber lo que recibirían, no lo pagaban y esto está comenzando a cambiar con este tipo de estructuras)

Un modelo como este cuya principal estructura se ve actualmente en línea está revolucionando la forma en la que se da servicio. Se brindan beneficios y se gana,  llegando a un mayor número de personas y logrando convertir a un mayor número de observadores en clientes potenciales y en clientes cautivos.

Así pues se están marcando las nuevas tendencias sobre todo en negocios en línea, con estas estructuras, pero quiero que pienses:

1.- ¿Y tú cómo podrías beneficiarte de dar más?

2.- ¿Cómo esto podría funcionar para mí?

3.- ¿Cómo mi empresa, producto o servicio se podría beneficiar ofreciendo más?

Porque servir, dar más y mejor, está llevando a otros al éxito. ¿Tú que vas a hacer?

 

Contacto:

Correo: [email protected] / [email protected]

Twitter: @coachalexmeza

Facebook: ImpulsoHumanoMexico

Página web: Impulso Humano México

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Review: Huawei Mate 8, una phablet balanceada
Por

Esta phablet de la firma china demuestra por qué la marca se ha convertido en la tercera más vendida a nivel mundial, só...