Los festivales de cine parecen proliferar alrededor del país, cada Pueblo Mágico parece tener uno y no es raro encontrar varios donde la programación se repita. Son pocos los que destacan a lo largo del calendario gracias a la calidad en las películas seleccionadas y a lo adecuado de la ciudad huésped de las actividades. Se podrían contar con los dedos.

El Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) es uno de ellos. En su 14° edición, el certamen confirmó que, como todos los años, su programación es una de las más variadas y de mejor nivel. Una especie de Cannes en pequeño. A continuación, las cinco cintas vistas en tierras michoacanas (imposible echarle el ojo a todo) que seguro darán de qué hablar el resto del año (y buena parte del siguiente).

Nocturnal Animals | Dir. Tom Ford

La primera vez que escuché de la faceta como director del diseñador de modas Tom Ford, pensé que era broma. Pero su primera cinta, A Single Man, era una hermosa y sensible propuesta. El registro y el tono cambian en su segundo esfuerzo detrás de la cámara, sin embargo, la calidad en general se mantiene.

PUBLICIDAD

Una mujer recibe un misterioso paquete de parte de su ex marido, una novela (la que ella le dijo nunca podría escribir) sobre un padre que lo pierde todo en una fatídica noche. Ésta es la película que Lee Daniels (Precious) siempre ha querido hacer. Violenta, perversa y dueña de un diseño estético envidiable. Ford es toda una realidad.

 

 

Manchester by the Sea | Dir. Kenneth Lonergan

Cassey Affleck es uno de los actores más subestimados de Hollywood, siempre eclipsado por la sombra de su famoso hermano, el también director ha tenido que hacerse de un nombre en producciones más pequeñas, menos llamativas, aunque mejor preparadas para captar su sutil talento.

Aquí interpreta a un hombre con un tormentoso pasado, lo perdió todo en una noche de copas, que debe regresar a su pueblo natal para enfrentar la muerte de su hermano y hacerse cargo de su sobrino. La categoría “Drama de Boston” engloba perfecto la manera en que transcurre la película y cómo se expresan sus bien llevadas emociones. Un drama serio de toques sencillos, pero poderosos.

 

 

La La Land | Dir. Damien Chazelle

El primer largometraje de Chazelle, Whiplash, fue uno de los éxitos financieros y fílmicos del 2014. A pesar de su manipuladora y efectista puesta en escena, mostraba un director de talento con mucho futuro por delante. La La Land es por eso un proyecto ambicioso: un musical en el clásico estilo norteamericano.

La película canaliza por partes iguales a Vicente Minelli y Jacques Demy para narrar la historia de dos amantes fatídicos. Suena trillado porque lo es, no obstante, Chazelle demuestra que tiene el talento suficiente para llevar el relato a lugares insospechados y crear uno de los finales más emocionales del 2016. La presencia en pantalla de Emma Stone y Ryan Gosling sólo confirma que será uno de los hits del año.

 

 

La región salvaje | Dir. Amat Escalante

El cine mexicano estuvo bien representado en Morelia. Hubo de todo y a diferentes niveles de calidad como acostumbra la cinematografía de nuestro país. Entre las opciones ofrecidas, me atrevo a decir que la más destacada es el largometraje más reciente de Amat Escalante, quien recibió un León de Plata en Venecia por este trabajo.

Mezclando sus acostumbrados retablos de realidad social (violencia contra las mujeres, machismo, injusticia social) con pinceladas de ciencia ficción. Una mujer guanajuatense entra en contacto con un fogoso alienígena que transformará de manera permanente su vida y la de aquellas personas a su alrededor. Ni Zulawski o Glazer, Escalante en plena forma.

 

 

Elle | Dir. Paul Verhoeven

El maestro holandés pasó un buen número de años escondido, en una especie de retiro porque el cine parecía haberlo olvidado. Era una pena porque su filmografía está llena de clásicos: Robocop, Bajos instintos, Showgirls, Starship Troopers, El vengador del futuro, etcétera.

Su regreso, la magnífica Elle, lo muestra en plena forma y lleno de un humor negro incomparable. Isabelle Huppert, en una de sus actuaciones más arrojadas, interpreta a la jefa de una compañía de videojuegos que es abusada sexualmente un día al interior de su hogar. El suceso desata una serie de juegos morales y dobles espejos entre los personajes (algo muy recurrente en la filmografía de Verhoeven) que sorprenden por el arrojo y lo inusitado de su desenvolvimiento. Nada de morales reprimidas cuando el cineasta holandés hace los chistes.

 

 

Bonus: Ma Loute | Dir. Bruno Dumont

El cambio de registro en el cine de Bruno Dumont (Camile Claudel 1915) es impresionante: de dramas llenos de reflexiones filosóficas a Ma Loute, una de las comedias más sencillas y simplonas de los últimos años. Poco queda de esa seriedad que contenían sus primeros trabajos, porque Dumont da paso a su lado más divertido donde los gags abundan y el timming cómico no para. Las risas están garantizadas.

 

Contacto:

Twitter: @pazespa

Tumblr: pazespa

Página web: Butacaancha.com

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

La bonanza petrolera no regresará: FMI
Por

La volatilidad del mercado financiero, la fortaleza del dólar y la caída del consumo petrolero en países avanzados mante...